09 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un error de Turull delata posibles planes de fuga de los exconsellers liberados

Junqueras, Puigdemont y Turull, en una imagen de este otoño.

Junqueras, Puigdemont y Turull, en una imagen de este otoño.

El exconseller de Presidencia intenta renovar su pasaporte. La Policía Nacional detecta sus malas intenciones y alerta al juez Llanera. Movimiento sospechoso. La acusación popular reacciona.

El exconseller de Presidencia Jordi Turull, mano derecha del cesado president Carles Puigdemont,  acudió a una comisaría de la policía nacional de Barcelona para pedir renovar el pasaporte, al tener caducado el anterior, apenas horas después de que el Tribunal Supremo se lo retuviera para dejarlo en libertad bajo fianza. 

Tras salir de la cárcel, bajo una fianza impuesta por el juez del Tribunal Supremo, el exconseller intentó solicitar un nuevo pasaporte en la comisaría de la calle Trafalgar de Barcelona, sin lograr que se tramitara su expedición dado que los funcionarios le advirtieron de que tenía el documento retenido judicialmente.

Turull tenía cita expedida por la Policía Nacional para renovar el pasaporte, que le había caducado, según ha demostrado documentalmente su defensa ante el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que el pasado lunes acordó dejarlo en libertad bajo fianza de 100.000 euros en la causa en la que lo investiga por rebelión. 

¿Para qué quería su pasaporte intentando burlar así las medidas cautelares para su puesta en libertad? ¿Aireaba así futuros planes o intenciones de fuga y abandonar España? ¿Puede afectar a revisar su puesta en libertad? De momento,  la propia policía quien puso en conocimiento del magistrado el intento infructuoso de Turull de renovar su pasaporte, pese a que le había sido retenido para impedirle abandonar territorio nacional por orden del juez instructor.

Según sostiene la acusación popular, la actitud de Turull "constata el riesgo y la voluntad de fuga" del exconseller

En una providencia urgente firmada por el juez del Supremo, tras como decimos ser alertado por la Policía Nacional, advierte a la policía de que "no procede la expedición de pasaporte" a Jordi Turull, "al haberse acordado por auto de este instructor del pasado 4 de diciembre la retirada del mismo".

El juez indica a la Policía que tampoco debe expedir pasaportes a los exconsellers Raül Romeva, Josep Rull, Dolors Bassa, Meritxell Borràs y Carles Mundó, que como Turull quedaron en libertad el pasado lunes tras permanecer algo más de un mes en prisión preventiva.

Poco después de tener conocimiento de la noticia del intento de Turull de hacerse con un nuevo pasaporte, la acusación popular que ejerce el partido VOX en la causa abierta contra todo el Govern cesado y la Mesa del Parlament ha anunciado que presentará un escrito para que se vuelva a detener y a enviar a prisión al exconseller de Presidencia.

Según sostiene esta acusación popular en un comunicado remitido a los medios, la actitud de Jordi Turull "constata el riesgo y la voluntad de fuga" del exconseller.

Comenta esta noticia