23 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Díaz Ayuso promete convertir Madrid en el gran acorazado del PP contra Sánchez

Isabel Díaz Ayuso durante su discurso.

Isabel Díaz Ayuso durante su discurso.

La futura presidenta deja claro en su discurso de investidura que el Gobierno socialista la tendrá enfrente ante su "voracidad fiscal" y su inacción frente a los independentistas.

"No ha sido fácil, pero lo hemos conseguido". Con estas palabras se felicitaba Isabel Díaz Ayuso por el acuerdo alcanzado con Ciudadanos y Vox, que por primera vez permitirá convertirse en presidenta de la Comunidad de Madrid a la candidata de un partido que no fue el más votado en las elecciones, como ella misma reconoció.

Díaz Ayuso pronunció este martes su discurso de investidura ante el pleno de la Asamblea de Madrid, bajo la mirada especialmente atenta del que será su vicepresidente, Ignacio Aguado, y también de Rocío Monasterio, la portavoz de Vox. 

Y ante una tribuna de invitados repleta para una ocasión así. La comitiva de alcaldes madrileños estuvo encabezada por el de la capital, José Luis Martínez-Almeida. También estuvieron presentes el secretario general del PP, Teodoro García Egea, la número tres del partido, Ana Beltrán, el secretario tercero de la Mesa del Congreso, Adolfo Suárez Illana, y el presidente de los populares madrileños, Pío García Escudero, entre otros. 

Díaz Ayuso resumió su contrato con los madrileños en tres conceptos: "Libertad, bajada de impuestos y eficacia en la gestión de los servicios públicos". Y tuvo palabras de recuerdo para sus cuatro predecesores en el cargo: el socialista Joaquín Leguina y los populares Alberto Ruiz Gallardón, Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes

Desde el mismo comienzo de su mandato dejó claro la nueva presidenta que va a convertir la Comunidad Madrid en una especie de acorazado contra el sanchismo, y su Gobierno en la punta de lanza de la oposición del PP a las políticas socialistas de Pedro Sánchez

Así lo dejó patente cuando prometió para los próximos años la mayor rebaja fiscal de la historia de la región, que incluirá, entre otras medidas, la reducción de otro medio punto de la tarifa
autonómica del IRPF en todos sus tramos y una tarifa plana de 50 euros de cotización a la Seguridad Social durante dos años. 

"Demandaremos del Gobierno central que no aumente los impuestos sobre las familias y las empresas. Pero, si finalmente lo hace, la Comunidad de Madrid se compromete a las rebajas de impuestos necesarias para compensar, en lo posible, la voracidad fiscal del gobierno socialista", prometió.

La bajada histórica de impuestos es, junto con el pleno impuesto, el primero de los diez retos que fijó para esta legislatura. También lo serán "la mejor Educación y en libertad; la conversión de Madrid en la región mejor digitalizada de Europa; la lucha contra la soledad y la despoblación; la conciliación del trabajo y la natalidad; la Salud universal; la geguridad para ser libres; el Medio Ambiente y la sostenibilidad; la igualdad de la mujer y la diversidad integradora; y la libertad como base de nuestra acción política", enumeró.

"En un momento en que el gobierno socialista nos lleva nuevamente a la recesión y lo niega, Madrid seguirá a la cabeza económica de España", prometió. Y se refirió a la aprobación del Plan Madrid Nuevo Norte como la "gran oportunidad para toda la Comunidad y también para todo el país, porque 20.000 millones de euros de inversión y 250.000 empleos en Madrid en los próximos años es la mejor noticia que podemos dar a España y a Europa".

Díaz Ayuso prometió que Madrid no permanecerá callada ante quienes quieren secuestrar la soberanía

Y una frase que hizo al socialista Ángel Gabilondo revolverse en su escaño: "Lucharemos ante
cualquier tentativa de socavar la unidad de España, parta de donde parta. Quienes quieren secuestrar la soberanía para imponernos la ruptura de España atentan contra la igualdad y la libertad de todos los españoles, y Madrid no va a permanecer callada ante ese proyecto totalitario, por mucho que el actual Gobierno de la nación prefiera mirar para otro lado".

Fruto del acuerdo de gobierno alcanzado con Cs, Díaz Ayuso también solemnizó su compromiso con la Educación concertada, y prometió mantener la calidad de la pública.  "Además, extenderemos los conciertos al Bachillerato, porque es necesario que los jóvenes madrileños tengan el mejor nivel educativo posible", adelantó.

La reducción de las listas de espera de la Sanidad a la mitad -"un reto muy difícil"-, ayudas a las empresas que desarrollen programas que faciliten la conciliación y un Plan de Vivienda Joven en suelo público fueron otras de las medidas que propuso.

Y también un cambio en la cartera de Justicia: "Plantaremos cara a quienes pretenden tergiversar la historia y manchar su recuerdo: les anuncio que la Consejería de Justicia pasará a denominarse Justicia, Interior y Víctimas del Terrorismo".

Marca distancias con Vox

La futura presidenta de la Comunidad de Madrid, que será elegida formalmente este miércoles, quiso dejar claro que Vox no le impondrá su línea política al referirse expresamente a la violencia de género y al colectivo LGTBI.

"Vamos a combatir la violencia contra niños y mayores, y el discurso del odio, en todas sus formas: como el antisemitismo, contra las personas por su orientación o identidad sexual y la xenofobia. Hago especial mención a los derechos del colectivo LGTBI, en lo que esta Comunidad fue pionera: promoveremos la plena igualdad social de toda persona, sea cual sea su condición, y lucharemos contra la discriminación y violencia que todavía sufre", sostuvo.

Al tiempo que prometió luchar "contra el machismo y cualquier abuso o discriminación, no contra los hombres". "El Partido Popular presenta hoy a una mujer como candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Es la tercera vez consecutiva: ninguno de los partidos que enarbolan la bandera del feminismo lo ha hecho nunca. Y cuando digo 'nunca' quiero decir 'jamás'", presumió.

Por último mandó otro mensaje a Sánchez: "No pretendo un gobierno instalado en la reivindicación, pero tampoco esperen en el gobierno central que Madrid sea tratada injustamente sin contestación. No podemos mantener la solidaridad con la Administración General del Estado y otras regiones sin herramientas: desde la Financiación autonómica, hasta la inversión en infraestructuras. El Gobierno central debe comprometerse a colaborar con la Comunidad de Madrid".

Acabado su discurso, la sesión se suspendió hasta este miércoles, cuando será el turno de los portavoces de los distintos partidos y se procederá a la votación. 

Comenta esta noticia
Update CMP