30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¿El Real Madrid puede remontar al Manchester City?

Zidane y Guardiola.

Zidane y Guardiola.

La Liga de Campeones regresa por todo lo alto con un enfrentamiento entre el Manchester City y Real Madrid en el que se juega más que un pase a los cuartos de final. Los madridistas tienen 90 minutos para remontar, por segunda vez en su historia, una eliminatoria en la que perdió el partido de ida en el Santiago Bernabéu.

La Champions League es la competición favorita del Real Madrid de Zinedine Zidane. Tres títulos en tres temporadas seguidas son la prueba de que para los de ‘Zizou’ esta copa siempre es el objetivo. La derrota 1-2 en el Bernabéu los deja en una circunstancia complicada en la que su continuidad en la competición pende de un hilo, y ellos son los únicos que pueden revertirlo.

Históricamente, al Real Madrid no le favorecen las estadísticas de remontadas. El equipo se ha visto en esta situación en tres ocasiones, y aunque en dos luchó hasta el final, siempre quedó eliminado. En las semifinales de 2011, ante el Barcelona de Guardiola, el Madrid perdió 0-2 en el Bernabéu. En la vuelta, el partido quedó 1-1, con un global de 3-1 que le daba el pase al BARCA a la final de la competición.

 En 2009, los blancos perdieron por la mínima en el Bernabéu ante el Liverpool en los octavos de final. Lejos de remontar en la vuelta en Anfield, los Reds golearon al Madrid 4-0.  Cuatro años antes, el Arsenal les había ganado 0-1 en el partido de ida. En Inglaterra, los madridistas lucharon por la victoria pero terminaron en tablas, lo que significó el pase de los gunners a los cuartos.

 En toda su historia, el Real Madrid solo remontó una vez después de perder el partido de ida en el Bernabéu, en la Recopa 1970-71, ante el Wacker Innsbruck de Austria.

 Además del desacierto histórico del Madrid, no le ayuda que el partido sea en el Etihad Stadium, donde desde la llegada de Pep a los banquillos, el City solo ha registrado 9 derrotas en 106 partidos de local en todas las competiciones. En esta temporada, solo el Wolverhampton alcanzó la victoria en la casa citizen, por un 0-2, precisamente el resultado que necesita el Real Madrid.

Pero si hay algo cierto, es que en las noches mágicas de Europa las estadísticas se borran y los libros históricos quedan a un lado. El Real Madrid, a diferencia de las eliminatorias pasadas, tiene a un Zidane que nunca ha sido eliminado de la Copa de Europa como entrenador, en la que superó tres fases de grupos, nueve eliminatorias a doble partido y tres finales.

Por otra parte, el club merengue viene motivado tras ganar LaLiga Santander, situación que antes del parón por la COVID-19, se veía cuesta arriba. El confinamiento permitió al Real Madrid replantearse su temporada y enlazar diez victorias consecutivas en la competición nacional y, aunque no se perfile como favorito en la eliminatoria europea, es una realidad que tiene oportunidad de plantarle la cara al City de Pep.

Las claves

En este partido, la mentalidad tendrá más peso que la táctica. Va a estar marcado, en parte, por lo que decida hacer Guardiola: jugar con su filosofía de proponer y mantener la posesión, o renunciar totalmente a su juego y no arriesgarse. El City podría quedarse atrás para mantener el resultado. Pep sabe que su defensa está en su momento más débil y que, si dejan espacios, el Real Madrid puede tener oportunidades. Es por ello que buscarán ceder el balón un poco más para crear contraataques, punto que debilita al Real Madrid.

Como se ha evidenciado a lo largo de la temporada, el City es vulnerable cuando sale con el balón, por eso será clave que el Real Madrid los presione arriba y busque recuperar las oportunidades desde la salida. Y si hay algo que han mejorado los madridistas después del confinamiento, es la presión, con y sin balón.

Otro punto que el Madrid va a considerar, si quiere remontar, es suplir la falta de Sergio Ramos, quien fue suspendido en el partido de ida. En papel, Zidane tiene como sustituirlo. Podría optar por jugar con Casemiro, y plantearse como central, para que en el mediocampo estén Kroos, Valverde y Modric, y sea el uruguayo quien ayude a Casemiro a detener al jugador más importante y peligroso del City: Kevin De Bruyne.

Sin embargo, es más probable que el Real Madrid salga con un 4-3-3 para dar más juego por las bandas y que el ataque esté liderado por Hazard, Benzema y Rodrygo, o Marco Asensio. En cualquiera de los casos, es importante que los de ‘Zizou’ reduzcan los espacios en el campo y propongan desde el principio la remontada.

El City y el Madrid reinaugurarán una Champions atípica. Ambos equipos tienen opciones de clasificar, pero será importante el discurso de los dos entrenadores y la mentalidad ganadora de los equipos. De este encuentro, sin duda, saldrá un gran favorito para el campeonato. Los ingleses se podrían encaminar a su primer título, y los españoles a su decimocuarto. 

Comenta esta noticia
Update CMP