11 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Aparece la carta que desmonta la gran mentira de Pedro Sánchez sobre Gibraltar

Pedro Sánchez conversando con la primera ministra británica, Theresa May.

Pedro Sánchez conversando con la primera ministra británica, Theresa May.

"No hay ninguna duda sobre la soberanía británica sobre Gibraltar, incluyendo las aguas territoriales de Gibraltar", advierte la misiva británica en poder de Bruselas.

Como en términos diplomáticos suelen decir que "las palabras se las lleva el viento", mejor documentos. Por eso, los negociadores británicos del Brexit no quisieron dejar el contencioso de Gibraltar al albur de interpretaciones y discursos.

Y mientras Pedro Sánchez saca de pecho, más de palabra que de obra, Londres sigue dejando la versión de La Moncloa a los pies de los caballos. Este lunes fue la propia Theresa May ante los Comunes; este martes su diplomacia, a través de una carta a la que ha tenido acceso el diario ABC.

La misiva en cuestión fue remitida a Bruselas por el embajador británico ante la UE, Tim Barrow, un día después de otra similar que había sido enviada a la capital comunitaria.

Esta segunda carta al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y al de la Comisión, Jean-Claude Juncker, desmiente con rotundidad la versión triunfalista de Sánchez tras la cumbre del fin de semana. 

Barrow dice en la carta que ha obtenido ABC que respecto a la interpretación del Tratado de Retirada y en referencia a la definición territorial de su aplicación "no hay ninguna duda sobre la soberanía británica sobre Gibraltar, incluyendo las aguas territoriales de Gibraltar".

Y añade que la colonia está incluida entre los territorios cuya política exterior corresponde al Reino Unido, por lo que Londres seguirá negociando "unas apropiadas y beneficiosas relaciones con la Unión Europea, que tengan en cuenta sus actuales relaciones con la UE". 

Pese a esta carta, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha defendido este martes el valor jurídico de las declaraciones del Consejo y la Comisión Europea y de Reino Unido que llevaron a España a levantar su veto sobre el acuerdo del Brexit, basándose en la Convención de Viena sobre Derecho de los Tratados.

Tal como había avanzado por la mañana el ministro Josep Borrell, Exteriores ha difundido una nota explicativa remitiéndose al artículo 31 de esta Convención para defender que dichas declaraciones son válidas para interpretar el artículo 184 del Tratado, el que motivó las reticencias de España porque consideraba que era ambiguo sobre Gibraltar.

Así, explica que el artículo 31, que regula las reglas generales de interpretación de los Tratados, explica que para interpretar un Tratado el "contexto" comprenderá, "además del texto, incluidos su preámbulo y anexos", todo acuerdo "que se refiera al tratado y haya sido concertado entre todas las partes con motivo de la celebración del tratado".

También comprenderá "todo instrumento formulado por una o más partes con motivo de la celebración del tratado y aceptado por las demás como instrumento referente al tratado". Es decir, Exteriores subraya que este artículo contempla la posibilidad de que para interpretar un tratado se acuda a todo instrumento aceptado por las partes referido a dicho tratado.  

 

Comenta esta noticia
Update CMP