20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Grosso Napoletano inaugura su tercer local en Madrid

Con una oferta que gira en torno a la receta de la auténtica pizza napolitana, reconocida por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, se han hecho un hueco entre los Madrileños

Un espectacular horno de leña traído desde Nápoles preside los locales de esta cadena de restaurantes que cada vez cuenta con más adeptos en Madrid. Los comedores comparten una estética industrial que sin embargo resulta acogedora y muy moderna, y en la nueva apertura un experto equipo de pizzaiolos procedentes de la ciudad italiana se encargan de que todo ruede hilado. Grosso Napoletano inaugura su tercer local en Madrid en la calle Gaztambide 36, cuando se cumplen apenas catorce meses de su primera apertura. 

Detrás de este novedoso proyecto se encuentra dos jóvenes emprendedores españoles, Hugo Rodríguez de Prada y Jorge de Blas. Tras el éxito alcanzado con sus dos locales previos, en los que ya han realizado 140.000 pizzas desde su primera apertura, este nuevo restaurante con un aforo de 50 comensales se mantiene fiel al concepto y a una carta en la que resulta muy fácil pedir. Así, sus deliciosas pizzas de masa elástica con harina de fuerza italiana y bordes gruesos y esponjosos, que ya son famosas en todo Madrid, son también las protagonistas indiscutibles. 

Verace pizza napoletana

Las de Grosso Napoletano son pizzas muy especiales que se cocinan en un horno de leña de piedra refractaria construido ex profeso en Nápoles por artesanos de cuarta generación. Un horno de 2.500 kilos que se mantiene a una temperatura constante de 500 ºC desde que los pizzaiolos (todos procedentes de Nápoles) lo encienden puntualmente cada día a las diez de la mañana. Por el horno pasan más de 200 pizzas diarias que, gracias a las altas temperaturas a las que son cocinadas, tardan menos de 90 segundos en estar listas. 

Los ingredientes para su elaboración son, casi en su totalidad, frescos e importados desde Nápoles: la burrata, la mozzarella di búfala campana DOP, el prosciutto, el salame picante napoletano, la base de tomate San Marzano, la fior di latte. Para ser considerada verace pizza napoletana, los pizzaiolos usan una finísima harina de fuerza tipo 00 (mucho más elástica). Además, la masa se trabaja con doble fermentación durante unas 48 horas antes de incluir los ingredientes y meterla en el horno. Todo este proceso tiene como resultado unas pizzas de masa tierna y fina y bordes gruesos y esponjosos. El restaurante cuenta, además, con servicio a domicilio y de recogida en el local.

Más información en: http://www.grossonapoletano.com/ 

Comenta esta noticia
Update CMP