14 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Montero ningunea a Iglesias y le recuerda quién manda con los presupuestos

María Jesús Montero

María Jesús Montero

La ministra de Hacienda baja los humos al líder de Podemos y deja claro quién, cómo, cuándo y con qué aliados intentará el Gobierno las cuentas adelante.

España va a ser rescatada y las decisiones estarán intervenidas por Bruselas. Aunque el relato oficial esconde esa evidencia, nadie discute un aforismo popular: quien paga, manda. Y de ahí para abajo, las responsabilidades están claras en materia de Presupuestos. La responsable es María Jesús Montero, ministra de Hacienda, y ella atiende a Pedro Sánchez, no a Pablo Iglesias.

Y quiere tener las cuentas públicas, que serían las primeras del Gobierno socialista pese a llevar más de dos años en Moncloa, "a finales de septiembre o principios de octubre". Y ella misma aclara de qué depende: "Estábamos pendientes de las partidas que pudiéramos incorporar a partir de la negociación que venía de Bruselas", ha señalado en una entrevista en RNE.

En esta línea, la titular de Hacienda ha apuntado que esa fecha queda supeditada al "avance" que el Gobierno logre en las reuniones que pretende celebrar con todas las fuerzas políticas. De hecho, Montero ha dejado claro que el Ejecutivo invitará a la mesa a todos los partidos, y solo quedará fuera "el que se autoexcluya".

 

"Todos aportan, nadie sobra", ha afirmado Montero, que ha desautorizado así al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, después de que éste descartase esta martes llegar a acuerdos con Ciudadanos y el PP para la aprobación de las cuentas públicas.

En concreto, Iglesias dejó claro que un Ejecutivo en el que esté Unidas Podemos es "incompatible" con pactar cuestiones "trascendentales" de los PGE con formaciones de la derecha como el PP y Ciudadanos, que "gobiernan con la ultraderecha" en algunas Comunidades.

En ésta línea, Montero ha asegurado que la situación actual no es "natural", en la que uno podría tener sus "preferencias, afinidades o mayores gustos". "Es un momento singular, inédito. Nos tiene que obligar a aparcar los vetos cruzados y sentarnos en una mesa común para ver las necesidades del país y las preocupaciones de los ciudadanos", ha añadido.

No a Echenique

Así, la ministra portavoz ha aseverado que es el "momento del acuerdo" y de lograr "grandes pactos". "No comparto que se puedan poner esas líneas", ha incidido Montero, que ha señalado que es hora de que todas las fuerzas políticas pongan "voluntad" para remar juntos.

La ofensiva de Podemos, expresada tanto por Iglesias cuanto por Echenique, embarranca así a las primeras de cambio: el PSOE no descarta acuerdos que Podemos, sin embargo, ha despreciado en público de forma intensa.

Comenta esta noticia