02 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Diputados y senadores que han cobrado pluses sin ir a trabajar devolverán parte

El Congreso de los diputados, en una imagen inusual.

El Congreso de los diputados, en una imagen inusual.

En la nómina de marzo todos los de fuera de Madrid han seguido recibiendo un extra de 1.900 euros por desplazamientos pese a quedarse en casa. La polémica ha surtido efecto.

La dramática situación económica en la que el coronavirus ha sumido al país, con más de 834.000 empleos destruidos en marzo, ha reabierto el debate sobre el sueldo de los parlamentarios. Máxime teniendo en cuenta que, pese a las protestas de la oposición, la actividad de las Cortes está hibernando, parafraseando a la ministra portavoz. 

En las últimas horas la polémica ha girado sobre todo en torno a la indemnización por desplazamiento: ese plus que cobran sus señorías por sus idas y venidas semanales al Parlamento, teniendo en cuenta que ahora la mayoría están confinados. Como el resto de los españoles.

Y la bola de nieve ha crecido tanto que varios partidos han tomado cartas en el asunto para arbitrar fórmulas que permitan devolver parte del dinero. En el caso de ese extra no es calderilla: asciende a 917,03 euros al mes en 14 pagas para los diputados por Madrid y para el resto, para los de otras circunscripciones, es mucho más: 1.921,20 euros mensuales. Y además libres de impuestos.

En el Senado las cifras son muy parecidas: 933,78 euros para los de Madrid y 1.958,02 euros para los demás. Con el añadido de que hay muchos parlamentarios que, aunque han sido elegidos por otras circunscripciones, tienen casa y residen en Madrid, no van y vienen. 

El Congreso únicamente está abierto estas semanas para las comparecencias del ministro Salvador Illa en la Comisión de Sanidad, para aprobar prórrogas (de momento una, seguramente habrá otra) del estado de alarma y para convalidar los reales decretos del Gobierno con medidas económicas frente al Covid-19. En el Senado la actividad también brilla por su ausencia. 

En el último pleno en la Cámara Baja, el del 25 de marzo, había 43 diputados en el hemiciclo. Los demás, 307, estaban en sus casas, como lo estarán en las sucesivas convocatorias. Y cobrando una cuantiosa indemnización por desplazamiento. 

Abrió la espita el senador del PP por León Javier Santiago Vélez, que decidió donar esos más de 1.900 euros de su nómina de marzo para la compra de mascarillas para los guardias civiles rurales. 

No obstante no fue hasta este jueves cuando el asunto pasó a ser debate nacional después de que el diputado socialista Odón Elorza anunciara en Twitter que había renunciado a ese plus por desplazamiento en marzo y también en abril, esgrimiendo "razones de ética". 

 

Aunque también explicó que se trata de una "decisión personal", inmediatamente puso a su grupo parlamentario entre la espada y la pared y el PSOE se apresuró a anunciar que el ejemplo cundiría entre los demás diputados.

Y el PP fue más lejos al anunciar, por la tarde, la creación de un fondo común para que sus diputados, senadores, europarlamentarios, diputados autonómicos, provinciales y otros cargos públicos donen parte de su sueldo "y ayudar así en la lucha contra el coronavirus a todos aquellos voluntarios que se están dejando la vida en primera línea". El lunes el partido dará más detalles.

Vox, por su parte, afirmó que donará íntegramente la subvención de su grupo parlamentario de marzo y abril a las víctimas del coronavirus, pero se opuso a eliminar el complemento de desplazamiento porque, según Iván Espinosa de los Monteros, muchos parlamentarios de fuera de Madrid lo gastan en el alquiler y eso no ha cambiado.

En lo que respecta a ese plus por desplazamiento, fuentes del Congreso explican a ESdiario que para renunciar a él hay que hacerlo de forma individual y por escrito, con una "manifestación expresa del deseo de renuncia".

En principio la Cámara no va a informar de si detrás de Elorza van más diputados porque señalan que es un tema "personal" de cada uno, aunque la Mesa del Congreso está estudiando si abordar el asunto en la próxima reunión, para tener un criterio unánime. Porque también Foro Asturias, Junts per Catalunya y el PRC de Miguel Ángel Revilla se han mostrado partidarios de eliminar ese extra. 

De momento existe el compromiso en abstracto del PSOE y, en sus socios de Unidas Podemos, las palabras de Irene Montero, según la cual ellos ya donan desde siempre "una parte importante" de sus sueldos públicos. Aunque es imposible verificarlo, puesto que el portal de transparencia de la formación lleva sin actualizarse desde mediados de 2017.

Además, cabe recordar que antes de que el Covid-19 arrasara con todo, Iglesias tenía intención de someter a debate en la Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos (Vistalegre III, que debía celebrarse el 21 de marzo) la eliminación del SMI como referencia para limitar el sueldo de los cargos públicos de la formación (ahora es el equivalente a tres SMI). 

Comenta esta noticia