07 de abril de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rocío Carrasco prende la mecha con un último desaire a su familia

Rocío Carrasco cada vez más lejos de su familia

Rocío Carrasco cada vez más lejos de su familia

Rocío Carrasco ha vuelto a hacerlo. Sonada ha sido su ausencia en el acto de homenaje a su padre. La celebrity tiene claro que no quiere saber nada de Chipiona ni de su familia.

Otra vez Rocío Carrasco ha vuelto a hacerlo. Se trata de uno más de los feos con los que obsequia a su familia, a quienes no habla, ni frecuenta, ni nada de nada. Esto se hace extensible a sus dos hijos. En esta ocasión, la celebrity no ha acudido a Chipiona para homenajear a su padre, a quien el consistorio ha dedicado una calle que lleva su nombre. Y es que fue mucho el vínculo del entrañable boxeador con esta localidad gaditana. Durante el tiempo que estuvo con Rocío Jurado, jamás falló a las citas señaladas que los Mohedano celebraban juntos en Chipiona.

Lo cierto es que el ayuntamiento de Chipiona ha trabajado duro para organizar el homenaje que Pedro merece. Le comentaron la idea a su hija y le dijeron la fecha en que pensaban celebrar tan emotivo acto. Rocío dijo que ese día no podía y desde el consistorio le ofrecieron la posibilidad de posponer el acto. Sin embargo, al final tuvieron que desistir porque la hija del boxeador ponía pegas a todas las fechas que le proponían. Vamos, que ninguna le iba bien. Así las cosas, y viendo el poco o nulo interés de la celebrity en el asunto, siguieron con la agenda marcada.

Resulta extraño que ningún día le cuadre a la Carrasco en su agenda para homenajear a su progenitor. Tampoco se ha dejado ver por Chipiona cuando las celebraciones han sido para su madre. ¿Acaso tiene fobia a la bonita localidad gaditana? ¿Quizás sea que no se atreva a encontrarse con los Mohedano? Sea como fuere, el caso es que Rocío, en todo lo relacionado con el pueblo que vio nacer a la más grande, ni está, ni se la espera. Sin duda, una forma de marcar distancias por si hay alguna duda en el aire.

Quién sí acudió al acto fue el hermano del boxeador, Ramón. También estuvieron presentes algunos miembros de la familia Mohedano y unos cuantos integrantes de la asociación Rocío Jurado, la más grande. Aunque se les rompió el amor, Pedro Carrasco siempre mantuvo una relación más que cordial con su familia política. Estaba en un buen momento cuando se le paró el corazón. Era feliz con Raquel Mosquera y habían ampliado el negocio de peluquería. Tenían intención de tener hijos pero el destino no les escuchó, y si les escuchó, no les hizo caso.

Comenta esta noticia
Update CMP