21 de mayo de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Isabel Gemio machaca a Nilo Manrique por dejar tirados a sus hijos

Isabel Gemio

Isabel Gemio

La Gemio se pone en "modo madre" con Toñi Moreno para reventar la audiencia de 'Viva la vida' con una defensa de sus hijos que deja en muy mal lugar a su pasota exmarido.

Isabel Gemio ha escrito el libro 'Mi hijo, mi maestro' y ha hablado sobre el mismo en su entrevista con Toñi Moreno. La presentadora de Viva la Vida en Telecinco no ha tenido reparo en sacar el espinoso asunto del padre de sus hijos y la periodista se ha sincerado, con rotundidad, rota y a la vez con elegancia y tranquilidad:

"Te podría decir muchas cosas pero no quiero dar pábulo, siempre he callado. Nunca hablaré mal del padre de mis hijos... Una vez dicho esto qué no daría yo porque tuviéramos una relación cordial, porque mis hijos pudieran disfrutar de su padre, porque tuviéramos una relación como tuvimos... pero él eligió otro camino y al final han perdido mis hijos, eso me duele". 

 

Se refiere Gemio, sin citarlo, a Nilo Manrique, su ex, el padre adoptivo como ella del mayor de la saga, Gustavo; y el padre biológico del menor, al que siempre ha protegido su privacidad. Del primogénito sí ha hablado siempre, para apoyar a las personas que sufren una enfermedad como la suya y dar a conocer este tipo de patologías extrañas que tanta colaboración necesitan.

 

Nilo Manrique e Isabel Gemio

 

Gustavo sufre distrofia muscular de Duchenne (DMD) o distrofia muscular progresiva, una enfermedad hereditaria que produce una deficiencia muscular progresiva y rápida que llega a provocar discapacidad física y, en algunos casos extremos, una muerte prematura debido a complicaciones respiratorias y cardíacas. Es la patología neuromuscular más frecuente y severa de la infancia.

Pero al hijo de la Gemio parece irle felizmente bien, a tenor de las palabras de su madre.  "Mi hijo se ha enamorado y es correspondido, nunca hubiera imaginado que fuera posible. Es una tregua que la vida le ha dado". Y a ella también. Ambos se lo merecen. Una madraza comprometida y un pedazo de luchador por hijo que vive momentos de gozo. Olé.

Comenta esta noticia
Update CMP