Ribó aprueba las modificaciones del presupuesto de 2020 entre críticas

Imagen del pleno del Ayuntamiento de Valencia, celebrado este jueves

Imagen del pleno del Ayuntamiento de Valencia, celebrado este jueves

El pleno del Ayuntamiento ha dado el visto bueno a los cambios que permitirán aumentar el dinero destinado a luchar contra la pandemia del coronavirus.

PP y Ciudadanos han apoyado al gobierno local en las modificaciones del presupuesto para combatir las consecuencias del coronavirus aunque con críticas a la gestión de la crisis. Acusan a Compromís y al PSPV de falta de planificación, de entregarles el detalle de los cambios a última hora y de dedicar poco dinero a los sectores más afectados.

La portavoz popular, María José Catalá, se pregunta cuándo se van a pagar las ayudas a los autónomos que se anunciaron en marzo y las compara con las anunciadas por Madrid y Barcelona que "destinan mucho más dinero". Lamenta que las modificaciones presupuestarias se hayan anunciado antes de conocer las conclusiones de la comisión para la reconstrucción.

Ciudadanos ha votado a favor de las modificaciones que salen del superávit municipal, pero se ha abstenido en el resto. Su portavoz, Fernando Giner, está enfadado con Ribó por "no haber hecho lo suficiente" y por no gastar bien el dinero del Ayuntamiento.

Y Vox se ha abstenido en unas y ha votado en contra de otras porque las ayudas "llegan tarde". El concejal Vicente Montañez ha criticado que el Ayuntamiento pida un crédito de 10 millones de euros que aumente la deuda.

El concejal de Hacienda defiende las modificaciones

A todos ellos le ha respondido el concejal de Hacienda del consistorio, Ramón Vilar, quien ha asegurado que el equipo de gobierno va, "paso a paso", adaptándose a cada fase de la pandemia y que las ayudas se pagarán cuando se hayan tramitado con rigor.

Vilar defiende las modificaciones presupuestarias, que aumentarán las ayudas a comerciantes, autónomos y permitirán la construcción de viviendas de alquiler social pero pide que no se compare con Madrid o Barcelona, que tienen muchos más habitantes que Valencia. Destaca que, a pesar de que se han destinado 30 millones al coronavirus, la deuda del Ayuntamiento bajará gracias a las amortizaciones.

Presupuesto de 2021

Sobre el presupuesto del año que viene, Ciudadanos ha presentado una moción para que incluya una bajada generalizada de impuestos y elimine los gastos innecesarios. El gobierno local ha presentado otra moción alternativa, que es la que se ha aprobado, en la que se limitan a hablar de análisis pormenorizado de los gastos no comprometidos para adecuarlos a la crisis del coronavirus.

El pleno ha aprobado además una moción para exigir al gobierno central un fondo extraordinario para las empresas de transporte urbano como la EMT y otro para gestionar el Ingreso Mínimo Vital. También reclaman el pago de la liquidación del IVA de 2017, que aún está pendiente, y que se permita utilizar más del 20 por ciento del superávit municipal.

Por lo demás, el pleno de junio del Ayuntamiento de València ha aprobado otra moción en defensa del colectivo LGTB en el que se denuncia la homofobia y se defiende el derecho de cualquier persona a expresar libremente su orientación sexual o identidad de género.

Se pone en marcha el PEC y  se aprueba el cambio de planeamiento del Museo de Bellas Artes

Y entre las modificaciones de crédito aprobadas hoy se incluye una que permitirá empezar a construir el bloque de astilleros, dentro del Plan Especial del Cabanyal (PEC) aprobado el mes pasado, que sustituirá al edificio de bloques portuarios.

La vicealcaldesa y concejala de Urbanismo, Sandra Gómez, ha destacado que es importante comenzar ya a desarrollar este plan para trabajar por la recuperación del barrio.

Asimismo, en el pleno de hoy ha aprobado la modificación de planeamiento de los terrenos que ocupa el Museo de Bellas Artes San Pío V. El cambio dará vía libre al proyecto del Ministerio de Cultura para dignificar la fachada trasera del recinto cultural. Además se creará un nuevo acceso desde los Viveros con un jardín de esculturas.

La intervención contempla el derribo del muro perimetral que rodea el museo, lo que permitirá crear una gran explanada peatonal en la parte trasera. El proyecto prevé además en esa misma zona de una nueva entrada para los autobuses de visitantes, que actualmente deben parar frente a la entrada principal, entorpeciendo el tráfico.

La actuación también incluye la creación de un nuevo acceso al museo desde los jardines de Viveros, en cuyo entorno se creará un jardín de esculturas que permitirá "conectar mejor con la ciudadanía los fondos del San Pio V", según ha explicado la concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez.

La aprobación del proyecto llega dos años y medio después de que en diciembre de 2017 el Ayuntamiento y la Generalitat desbloquearan la actuación al pactar la cesión al consistorio de dos parcelas propiedad del gobierno autonómico que permitirán completar la apertura de las calle situadas a espaldas museo. Después de su aprobación provisional en el pleno del Ayuntamiento, la modificación de planeamiento se remitirá al Consell para su visto bueno definitivo.

 
Comenta esta noticia