12 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Aznar fulmina a Sánchez y al PSOE por sus tragaderas morales con Otegi y Rufián

El último análisis de la FAES es demoledor contra Sánchez.

El último análisis de la FAES es demoledor contra Sánchez.

Demoledor informe de la fundación del expresidente del Gobierno. Cree que el pacto en Navarra es una línea roja que coloca al PSOE sanchista rebasando todos los límites.

Por boca de su fundación, Aznar le canta las cuarenta a Pedro Sánchez y le tritura por lo que denomina sus "tragaderas morales". Con el siniestro pacto en Navarra, como mar de fondo.

FAES ha acusado este lunes al PSOE y a Sánchez de haber desarrollado unas "tragaderas morales y políticas lo suficientemente grandes como para que por ellas quepa un pacto de abstención que deja a Bildu con el control de gobierno de Navarra".

A su entender, entregar "la llave del gobierno navarro" a un partido que "sigue sin condenar el daño causado por ETA" es un "acto de profunda deslealtad que marca una grave quiebra política del socialismo".

En uno de sus análisis, la fundación que preside José María Aznar dice que ese acuerdo en Navarra no puede extrañar después de que el Gobierno del PSOE "normalizara el golpe de Estado en Cataluña" en la reunión que el pasado mes de diciembre celebraron Quim Torra y Pedro Sánchez en el Palacio de Pedralbes y que los socialistas hayan pactado "con el partido del mismo Torra y del prófugo Puigdemont para hacerse con la Diputación de Barcelona".

"Para justificar que es a Bildu a quien la socialista Chivite deberá su presidencia, el PSN sólo puede recurrir al cinismo desde la creencia -al parecer- de que el resto de los ciudadanos son gentes de inteligencias limitadas", sostiene, para añadir que es "un enorme ejercicio de cinismo que se diga desde el PSN que el nuevo gobierno dejará a un lado las cuestiones identitarias" o que el nuevo gobierno "quiere reflejar la pluralidad de Navarra, cuando supone ignorar al 38 por ciento de los votantes que recibió Navarra Suma".

En este sentido, la fundación de Aznar considera que "entregar la llave del gobierno navarro a Bildu" es un acto de "profunda deslealtad que marca una grave quiebra política del socialismo". Además, destaca la "responsabilidad" de Sánchez y el PSOE, que han hecho de "la alianza con los nacionalismos, incluido el secesionismo, su fórmula de gobierno".

"Observar a Gabriel Rufián ejercer de amigable componedor en la trifulca entre el PSOE y Podemos es una imagen grotesca de esta estrategia socialista que se pone en marcha, al menos, desde el pacto del Tinell, que está presente en la negociación política con ETA en la que los socialistas se manifestaron dispuestos a hacer concesiones sin precedentes en torno a Navarra y que pasa en su momento por la 'relegalización' de la marca política de ETA en forma del nuevo partido, Sortu", concluye la FAES.

 

Comenta esta noticia
Update CMP