20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La "Christmas Fashion Week" de los de Cibeles arma el belén

La cabalgata de Carmena ha sido, cuanto menos, discutida.

La cabalgata de Carmena ha sido, cuanto menos, discutida.

La Navidad se marcha un año más con la Lotería del Niño llevándose con ella los anuncios de colonia y dejándonos en esta ocasión imágenes impagables dentro y fuera de nuestras fronteras

De aquí mismo lo más comentado ha sido el oxímoron de las reinas magas republicanas del ayuntamiento de Valencia y el outfit de SSMM de Oriente a su paso por Madrid donde por lo visto algún desalmado les debió robar las maletas obligándoles a pasarse por el polígono Cobo Calleja para conseguir un guardarropa de urgencia que consistía básicamente en una especie de sacos estampados por un adicto al LSD y unas coronas de cartulina sacadas a toda prisa de un roscón.

Ni capa, ni guantes, ni una mísera estolita que echarse por los hombros. Allí que se presentaron los tres a tela de forro descubierta de la que hay que ser muy mago para atreverse con ella en pleno enero y a tres grados centígrados de temperatura. Menos mal que los pies si los debían llevar calentitos gracias a las zapatillas de felpa de a seis euros el par (precio minorista) que no serán muy elegantes pero que para los juanetes son ideales.

Sí hay que destacar que esta vez Baltasar era negro de verdad. Lástima que nadie se diese cuenta porque a causa del estilismo no hubo niño que le mirase a la cara. Gaspar sin embargo no era pelirrojo natural, pero eso ya no importa porque ser un pelirrojo falso no tiene nada que ver con ser un negro falso. Lo primero es normal y lo segundo una humillación intolerable para la figura del Rey Baltasar, al que los concejales de Madrid no le han montado en la carroza de "Carabanchel en lucha" –que es un colectivo afín al Partido Comunista de profundas convicciones laicas y republicanas aunque luego resulte que por lo que se mueren es por participar en una celebración de raíces religiosas además de monárquica por partida triple– porque han andado despistados.

Fuera de nuestras fronteras la imagen de la Navidad nos llega a última hora de la mano de esos cuatro diputados británicos que tienen un grupo de pop nostálgico con el que se quieren presentar a Eurovisión. ¿Hay algo más bonito que un independentista, un conservados y dos laboristas tocando la misma partitura? ¿Por qué aquí no pasan estas cosas? ¿Por qué no un grupete con Junqueras a los teclados, Díaz a la guitarra, Moragas en la batería y Errejón al bajo?... Sí, ya... Aquí Oriol se arrancaría por L´estaca, Susana por peteneras, Íñigo por la "beca" lechera y Jorge por "El de la mochila azul" y eso no es capaz de bailarlo ni la mismísima Soraya coreografiada por Iceta.

Comenta esta noticia
Update CMP