09 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

¿Adelgazar sin hacer dieta? Sí, si tomas nota de estos trucos

Tras el verano, apunta los mejores "tips" contra los kilos de más.

Tras el verano, apunta los mejores "tips" contra los kilos de más.

¿De verdad vas a despedir el verano sin volver a saborear tu helado favorito? Olvídate de una vez de los programas de adelgazamiento y empieza a cuidarte como debes. Es una orden.

Esta vez te pedimos que en tu lista de cosas por hacer de cara a la operación bikini seas realmente sincera. ¿De verdad estas dispuesta a alimentarte de lechuga y zanahoria? Sé realista y empieza a cuidarte como debes: con una alimentación sana, ejercicio y algunas ayuditas naturales que te aporten nutrientes extra y a quemar el exceso de calorías 

Puedes empezar con estos consejos: 

1. Deja de hacer dietas y aprender a nutrir tu cuerpo. Tómate esta frase como un auténtico mantra y tenla muy presente en tu día a día. Tus ganas y tu fuerza de voluntad para obligarte a cambiar las rutinas serán los mejores apoyos. 

 

 

2. Diluye los zumos para reducir el consumo de azúcares cada día. Porque, aunque sean naturales y producto de las frutas, no dejan de tener aportarte unas cuantas calorías. Hazte medio vaso de zumo en lugar de uno entero, rellena el resto con agua fresquita y no le añadas azúcar. Estará igual de rico.

 

 

3. Mastica chicle sin azúcar y de un sabor fuerte. Por lo visto se ha comprobado que masticar chicle acelera el metabolismo y por lo tanto ayuda a quemar calorías. Además te ayudará a engañar al estómago cuando "pida pan" a deshora.

 

 

4. Mejora tus hábitos de sueño. Es realmente importante para una persona adulta dormir por lo menos entre 7 y 8 horas cada noche, y no solo porque la falta de sueño provoca desequilibrios en las hormonas que regulan el apetito. Por cada hora de más que durmamos a partir de las 7 horas reducimos el riesgo de obesidad un 36%. Algunos expertos llegan a asegurar que dormir una hora más cada noche puede hacernos perder hasta 6 kilos de peso en un año. 

 

5. Lee las etiquetas y envoltorios para que no te engañen con las cantidades o los productos aparentemente "light". Hay algunos que tienen muchas más calorías de las que te imaginas.

 

 

6. Antes de caminar o hacer ejercicio toma una taza de té verde. Esta bebida acelera la quema de calorías a través de las catequinas. 

 

 

7. Practica meditación o yoga. Las personas que lo incluyen en su rutina rebajan su nivel de estrés, que es lo que muchas veces nos impulsa a picar entre horas lo que no debemos

 

 

8. Mejora tu digestión. Incluye poco a poco en tu dieta alimentos fermentados, probióticos y encimas digestivas que favorezcan su funcionamiento. 

 

 

9. Acostúmbrate a utilizar linaza en polvo en tus comidas caseras. Es un elemento natural saciante que contiene grandes cantidades de fibra y, de paso, aporta nutrientes. Un todoterreno que no puede faltar en tu despensa. 

 

10. Utiliza picante al sazonar. Los alimentos como las guindillas, la cayena o los chiles contienen capsaicina, un componente que ayuda a quemar la grasa corporal.

 

 

11. La ensalada cortada en trozos grandes para engañar al estómago. Masticarás con paciencia, tardarás más y comerás menos. Un truco de experto. 

 

 

12. Desintoxica tu cuerpo. Toma en ayunas un vaso de agua tibia con un chorrito de zumo de limón o un té sin azucar para activar el sistema digestivo y limpiar el hígado, que es el ógano encargado de filtrar las toxinas y evitar que terminemos reteniéndolas en forma de grasa.

 

 

13. Alquila películas de terror. Por muy surrealista que parezca, cuando pasamos miedo, nuestro cuerpo aplaca el hambre de forma inconsciente. Puede resultar un consejo un tanto cruel, pero seguro que nunca se te hubiera ocurrido.

 

 

14. Pon la radio en una emisora de música de baile y baila mientras limpias, cocinas o simplemente, para ir de un lado a otro de la casa. Además de quemar calorías, tus endorfinas te sacarán una sonrisa. 

Comenta esta noticia
Update CMP