19 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno ataca a los padres para educar a los niños sin su participación

La Ministra de Igualdad, Irene Montero, ha señalado que el pin parental también supone una "clara ruptura" del Pacto contra la Violencia de Género.

La implantación del llamado pin parental  en Murcia ha marcado el grueso de los asuntos tratados en el Consejo de Ministros de este viernes, una medida recurrida por el Gobierno, que considera que la intervención de los padres en la educación de sus hijos es comparable a defender las tesis de los colectivos antivacunas.

De hecho, la ministra de Educación, Isabel Celaá ha asegurado que permitir la implantación de esta medida, que supondría un control por parte de los padres de las actividades complementarias que se realizarían en los centros, abriría la puerta a "llegar a absurdos como que surgiera un grupo antivacunas que no quisiera que los niños fueran educados en la importancia terapéutica que pueda tener una vacuna, o grupos que pensaran que las mujeres o niñas, por serlo, no tienen el mismo derecho a la educación que los niños".

Además, Celaá ha considerado que "este pin parental vulnera el derecho fundamental a ser educado" y "contraviene las propias competencias del centro educativo, que tiene atribuidas por ley la determinación y finalización de lo que significa el currículum escolar".

Por ello, el Ejecutivo ha remitido a la Consejería de Educación de Murcia un requerimiento para que proceda a la retirada de las instrucciones enviadas a sus centros educativos a principio de curso donde permitía la implantación de esta medida, tal y como ha anunciado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero

Por su parte, la ministra de Igualdad, Irene Montero, que también ha participado en la rueda de prensa del Consejo de Ministros, ha asegurado al respecto que "entendemos, así lo ha entendido este Consejo de Ministros y Ministras, que el pin parental supone una clara ruptura del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, esperemos que el consenso que se ha alcanzado entre todas las fuerzas políticas pueda mantenerse en esta legislatura pero una medida como esta supone una clara ruptura del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que habla de reforzar y ampliar la educación afectivo sexual", ha subrayado Montero.

La ministra de Igualdad ha afirmado que es un elemento de "censura" educativa y de "machismo". "Los hijos e hijas de padres y madres homófobas tienen el mismo derecho que cualquier niño o niña a ser educados en el respeto y la promoción de los derechos humanos y en que tienen el derecho a amar a quien quieran, cuando quieran y como quieran, a ser educados en libertad, en el feminismo y en la igualdad", ha remarcado.

Comenta esta noticia
Update CMP