Agramunt: "Hace falta un candidato a la alcaldía capaz de ilusionar y creíble"

Pedro Agramunt.

Pedro Agramunt.

El discurso del senador Pedro Agramunt en el PP valenciano no es precisamente el más extendido en la organización.Lleva a rajatabla la presunción de inocencia.



La entrevista se desarrolló hace semanas. Los acontecimientos en el PPCV no han forzado a tener que cambiar o ampliar preguntas o respuestas. Pedro Agramunt acumula la experiencia de haber vivido en primera personas diferentes avatares de una formación a la que accedió tras dejar su puesto como responsable de la patronal con el compromiso de que sería el candidato a la Generalitat. Y no fue así por una decisión de José María Aznar tras una reunión de mesa camilla. Agramunt asumió el papel con dignidad y se mantuvo fiel. Esta lealtad pide ahora a su organización en los "momentos difíciles".

-Usted es el cargo público que tiene mayor conocimiento en primera persona de la historia del PPCV. Entró en plena crisis del partido a finales de los 80 y ahora está viviendo otra etapa de turbulencias.

-Nada más incorporarme al PP, en el año 1989, hicimos una encuesta. La expectativa de voto que teníamos era del 8% en el Ayuntamiento de Valencia. Dos años después ganamos la alcaldía en coalición con Unión Valenciana. Después, Rita Barberá consiguió constantemente mayorías absolutas. Será como será pero hemos pasado situaciones peores. No hay que ponerse nerviosos.
Lo importante es que haya unidad de acción, ilusión y que se cuide la estructura de partido. Tenemos una gran militancia en la Comunidad Valenciana y en toda España. Hay que aunar siempre a los militantes de antes y a los militantes nuevos; a los dirigentes antiguos y a los que vienen ahora. Lo que no se puede es contar con unos sí y otros no. Insisto: hay que mantener la unidad y la ilusión en el partido.


-Entonces, ¿cree que se puede ganar en los principales ayuntamientos y en la Generalitat?
-No tengo ninguna duda. En el Ayuntamiento de Valencia es clarísimo, pero hace falta poner un candidato o candidata muy potente, capaz de ilusionar a la militancia, pero también que sea creíble para la opinión pública. Y creo que va a ser así y ello va a ayudar mucho a la Generalitat y a las expectativas en el resto de ayuntamientos. El PP mantendrá las diputaciones de Alicante y Castellón y, seguramente, ganaremos la Diputación de Valencia también. Con todo eso es muy difícil no ganar la Generalitat, pero la base son las municipales.

No hay que ponerse nerviosos, lo importante es que haya unidad de acción, aunar a los militantes de antes y a los nuevos

-Decía que para ganar las elecciones es necesario tener ilusión ¿También debe haber un mensaje político claro, no?

-Evidentemente. Pero, el mensaje político, lo tenemos. El PP ha hecho muchas cosas muy bien y las sigue haciendo. Y, el actual Gobierno de España, ha sido el mejor gobierno que ha tenido nuestro país, teniendo en cuenta las condiciones en las que llegó y que se encontró. Mariano Rajoy es un gran presidente. Ha reducido el paro, la prima de riesgo y se ha dedicado a solucionar los temas verdaderamente importantes. Pero, quizá, ha descuidado los temas menos importantes: él es incapaz de mentir, de cambiar su discurso, él no es populista… Vamos, esas cosas, que sí hacen en Ciudadanos en temas como la prisión permanente revisable y que el PP nunca haría. Como dice Mariano Rajoy, “somos un partido previsible”. Hacemos las cosas como hay que hacerlas y, en el caso de Cataluña, por ejemplo, el Gobierno lo ha hecho fantásticamente bien, a pesar de que eso podía ser malo para el partido. Se ha hecho lo que convenía a los españoles y a los catalanes, al margen de nuestro interés político.

Rajoy es incapaz de mentir, de cambiar su discurso, él no es populista… Vamos, esas cosas, que sí hacen en Ciudadanos


- ¿Cuáles han sido los errores cometidos tras más de veinte años de gobierno?
Tras una época ilusionante de más de 20 años se pueden haber cometido algunos errores. Puede que haya habido personas que han cometido errores y algunas incluso delitos. Con todo, habrá que esperar qué dicen los tribunales. Lo cierto es que estas situaciones están perjudicando muchísimo, aunque luego queden en nada. (Francisco) Camps quedó absuelto por el asunto de los trajes y así ha ocurrido en otros procesos. Compromís y Podemos, y también algo el PSOE, se han especializado en esta forma de hacer política contra del PP. Nos quieren muertos políticamente. Eso es una alteración
del orden democrático. Las elecciones se ganan en las urnas. Hay un conseller en la cárcel y una presidenta de las Cortes a punto de entrar. Lo que no soporto es que alguien se haya llevado el dinero y hayan incrementado el patrimonio personal de forma ilegal. Otra cosa son los errores administrativos, que es muy distinto. Hay que defender a todos mientras no se demuestre lo contrario, lo que no se puede es condenar antes.

 -¿Su partido se portó bien con Rita Barberá? ¿Se está portando bien con Francisco Camps?
Yo no hubiera votado jamás que Rita tuviera que dejar el Senado cuando no había siquiera una imputación, tan solo una declaración voluntaria ante el fiscal General del Estado de la que, por cierto, salió muy tranquila y satisfecha. En el caso de Paco Camps tampoco me habría abstenido (en Les Corts Valencianes que aprobó reclamarle su puesto en el Consell Jurídic Consultiu). Hay que defender a los nuestros y argumentar la defensa; el dirigente no puede estar desprotegido por el partido. Eso es lo primero, ya que si no se rompe la unidad y la cohesión del partido.

En el caso de Paco Camps tampoco me habría abstenido. Hay que defender a los nuestros y argumentar la defensa

- ¿Los 20 de años de gobierno fueron muchos años y al final se deterioró la gestión?
-No estoy de acuerdo. Es verdad que caímos en alguna trampa, pero Valencia no estaría como está hoy si no fuera por esos gobiernos. La Comunidad Valenciana ocupa un papel importante en España y la gente que visita Valencia se queda asombrada. La gente percibe España como uno de los mejores países para vivir, y dentro de España, también Valencia y la Comunidad Valenciana es vista así (por el clima, por sus recursos, por sus infraestructuras…) Y eso está ahí, y eso, simplemente, fue lo que potenció y explotó el PP en sus 20 años de Gobierno en Valencia, las cosas buenas.
Hay muchas infraestructuras, por ejemplo como el aeropuerto de Castellón, que fueron muy criticadas por la oposición y ahora están encantados con esa instalación porque funciona. La oposición ha sido durísima y eso me molesta mucho porque nosotros nos hemos dejado ganar en eso. Y eso es, precisamente, lo que decía al principio: hay que defender lo que hemos hecho, no hay que decir que hemos hecho cosas mal, porque no las hemos hecho, y lo que se ha hecho, está bien hecho. La Fórmula 1 estuvo bien hecha, la Copa América estuvo muy bien hecha, La Ciudad de las Artes y de las Ciencias está muy bien hecha (algo que, por cierto, empezó a hacer el PSPV).

La oposición ha sido durísima, nosotros nos hemos dejado ganar en eso. Hemos sido incapaces de decir ¡ya está bien, aquí las cosas se han hecho bien!


Qué ha pasado, pues, que no hemos sido capaces de contrarrestar todo eso, toda esa crítica, ni decir “¡ya está bien, que aquí las cosas se han hecho bien!". Yo, no obstante, te digo “tolerancia cero” con la corrupción, evidentemente. Pero eso, habrá que ver si es verdad o no es verdad. Hace tiempo yo ya escribí una artículo en la prensa donde hablaba de esto: de la judicialización de la política. Y venía al caso de un compañero del Senado, que además era alcalde de Guadalajara, José Mª Bris. Este
compañero se vio envuelto en la polémica de un contrato para reformar un mercado municipal y la empresa que iba a hacerla cerró la instalación y no se podía ejecutar la obra. Harto, este compañero, fue a la obra, rompió el candado y se metió dentro y eso le costó la alcaldía. El PSOE lo denunció, tuvo un juicio y luego salió absuelto, pero él ya no fue alcalde, ni senador ni nada de nada.

Acusaciones falsas por parte de la izquierda hemos sufrido muchas en el PP. Y eso yo también lo voy a defender donde haga falta: no se puede judicializar la política. Porque, no hay que olvidar tampoco, que en Andalucía hay en el banquillo también casi 1.400 acusados y nadie ha pedido nada que dejen sus funciones ni sus cargos políticos ni nadie ha hecho nada. Y cosas parecidas han pasado en Marbella, o en Cataluña con los Pujol. Y con esto no justifico nada, pero sí digo que “¡ya está bien!”, que aquí los del PP no somos los únicos malos de la película. Qué ha habido malos entre nosotros, pero, ojo, los hay mucho peores en los demás.

-Lleva de senador alguna legislatura, ¿le apetece seguir de senador o desea algún cambio?
-Estoy muy a gusto con el trabajo que estoy desarrollando, tanto en el Senado como en
Europa. He demostrado de forma reiterada mi disposición al partido en todos los momentos. El PP me ha dado mucho y yo también le he dado mucho. Estamos equilibrados.

¿Quién gobierna en Europa? Esa pregunta no la puede contestar ni el diablo


-Ha ocupado puestos importantes en Europa. ¿Cuál es su visión a meses de la marcha
de Gran Betaña de la UE?
-Europa está condicionada por los distintos ‘establishment’, lobbies o grupos de presión;
llamémoslos como queramos. Le pongo un ejemplo: Rusia no es ajena a Europa es parte de Europa; pero Estados Unidos, sin ser parte del viejo continente, pinta mucho más que Rusia. Eso llega a confundirnos y hace que percibamos las cosas distintas a como son, por la influencia que ejerce Estados Unidos grandes lobbies todo lo que está relacionado con la Open Society Foundation que tiene una influencia impresionante en Europa que la ha tenido en América Latina en Europa del Este primero y después en la Europa central y que tiene más influencia que los propios gobiernos y para intereses privados. Respecto ¿quién gobierna en Europa? Esa pregunta no la puede contestar ni el diablo. Por ejemplo, Kosovo se declara independiente de Serbia sin su consentimiento y la mayoría de países europeos lo aceptan por la presión de Estados Unidos, lo cual está en flagrante contradicción con las normas internacionales porque hay unos intereses muy claros, básicamente militares. A partir de ese momento, ese país pertenece a uno que no es europeo.
España se ha resistido, junto a otros países, a esta declaración unilateral de independencia. Rusia, que se opone a esto en Kosovo, sin embargo, apoya casos como Georgia y mantiene posiciones contrarias, por ejemplo, entre Moldavia y Ucrania o entre Armenia y Azerbaijan.¡Menos mal que la diplomacia española ha impedido que nadie se salga del guión! Solo la Venezuela de Maduro se ha puesto del lado de los independentistas catalanes. No fue el caso de Kosovo que era un país pequeño y débil. Hay una broma por ahí llamada Tabarnia, es una broma pero al mismo nivel que la Cataluña independiente; tienen la misma credibilidad y seriedad; tiene exactamente el mismo valor una cosa que la otra.

Thatcher dijo una vez que Dios hizo que el Reino Unido fuera una isla por algo y esa posición los ingleses no la han modificado nunca


Y, sobre el Brexit, Margaret Thatcher dijo una vez que Dios hizo que el Reino Unido fuera una isla por algo y esa posición los ingleses no la han modificado nunca. Ellos no creen en Europa, están en Europa, se mueven, tienen capacidad de poder y lo utilizan, pero nunca se lo han creído. Siguen creyéndose isleños, sienten que el Canal de la Mancha les separa. El mundo rural ha votado sí al Brexit, mientras que la parte más ilustrada ha votado en contra. Respecto a nuestro papel en Europa, le digo que siempre ha sido muy importante y cada vez más, en España, nos vamos dando cuenta, poco a poco, de muchas cosas. En Europa tenemos una fuerza de la que somos muy poco conscientes. Tenemos el respeto de toda Europa y si por fin el Brexit sale adelante, el papel del euro y el papel de España en Europa van a ser muy importantes.

-¿Hay un puesto en Europa para la Comunitat?
-Europa no la forman 200 países sino 28. Europa son 28 países y ahí lo que importa es la Nación española, ahí están el Rey y el Presidente del Gobierno, con grandes capacidades en las autonomías pero dentro del territorio español y esto en Cataluña lo saben perfectamente.

-¿El caso catalán no tiene ninguna influencia real?
-Sí, hay una cuestión que sí. Puigdemont ha sido proclamado por la revista “Time” como el fugado con mayor repercusión mundial, junto con el fundador de Wikileaks, Julian Assange, actualmente refugiado en la embajada de Ecuador en Londres y al primer ministro kosovar y uno de los fundadores del Ejército de Liberación de Kosovo, Ramush Haradinaj. Comparten el ránking también, junto a Puigdemnont, el islamista turco exiliado en Estados Unidos Fethulá Gulen, a quien
Turquía acusa de terrorismo y de intentar un golpe de estado, y el expresidente georgiano Mijaíl Saakashvili, condenado por la justicia de su país por abuso de poder. Y eso ha llegado y ha calado en la clase política, que ve en Puigdemont un fugado que ha salido de Cataluña huyendo y están molestos.

-¿Europa se porta bien con Rusia? Precisamente ahora se celebran las elecciones.
-Hay mucha desconfianza. Rusia ya no es la Unión Soviética. La Unión Soviética colapsó. Las repúblicas se han hecho independientes y Rusia se ha quedado limitada o reducida. Yo he estado en elecciones de observador. Normalmente, son correctas se desarrollan con normalidad. Ahora Putin tiene un poder absoluto todo el mundo vota a Putin y el resto de partidos es que acaban apoyando a Putin. No hay una oposición y esto es malo. Rusia es un país muy pobre, hay mucha pobreza todavía, y hay una enorme falta de desarrollo fuera de las capitales. un país con muchos problemas internos y el gobierno ruso lo que quiere es mejorar la vida de sus ciudadanos, no meterse en líos, pero a ciertos sectores les interesa tener enemigos. Los europeos somos la cuna de la civilización y hemos conseguido la paz, una paz duradera después de la Segunda Guerra Mundial, con el respeto a los derechos humanos. Europa es la cuna de la civilización y es la cuna de la paz y el respeto a la democracia y nuestra misión ha de ser continuar en ese camino.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP