13 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El "ataque de nervios" de Iglesias con Sánchez: "no quiere soltar ni media"

A Pablo Iglesias, el futuro se le oscurece cada día más.

A Pablo Iglesias, el futuro se le oscurece cada día más.

Nunca como hasta este jueves, al líder de Podemos se le había entendido tan bien y tan claro. Y es que no ha podido evitar mostrar lo que está sufriendo ante la cerrazón del PSOE.

A Pablo Iglesias este jueves le ha dado, sencilla y llanamente, un ataque de sinceridad. Y visto que Pedro Sánchez no admite ni su plan A, ni su plan B-el esbozado en La Vanguardia exigiendo que la investidura examine la entrada de Podemos y de él mismo en el Gobierno-, el líder morado ha confesado sus nervios con el PSOE, que "no quiere soltar ni media".

Iglesias ha señalado este jueves en el Congreso, en relación con la negativa de Ferraz de que miembros de Podemos entren en el Consejo de Ministros, que los socialistas tienen "cierta obsesión por los sillones" porque "no quieren soltar ni media".

En declaraciones a los medios, ha insistido en que para su formación lo fundamental es "un acuerdo integral de gobierno" y que, cuando la ciudadanía, ha votado opciones diferentes es "lógico" que se dé una coalición de gobierno.

Por eso, ha instado al PSOE a ponerse de acuerdo "sin despreciar a nadie" y ha comentado que sería una falta de respeto a sus 3,7 millones de votantes que Unidas Podemos no estuviera representada "en la proporcionalidad que les corresponde".

Iglesias cree que "no es bueno que alguien se obsesione con los cargos hasta el punto de decir todos lo sillones para mí", y recuerda que una negociación "implica hablar de programas, de equipos de gobierno y de estabilidad de legislatura".

"No planteamos nada distinto a lo ocurrido en la Comunidad Valenciana o Baleares", ha añadido, para luego subrayar que desde Podemos ya se están moviendo, como refleja su oferta pública de este miércoles.

A pesar del estancamiento de las negociaciones entre ambas fuerzas, y a la espera de una nueva ronda con el presidente en funciones, Iglesias cree que las conversaciones irán bien y ve lógico que los socialistas busquen primero un acuerdo con la derecha "que le permita tener un gobierno de geometría variable" que posibilite que los grandes pactos de Estado y las cuestiones económicas sean con la derecha y "algún asuntillo social" con Unidas Podemos.

El líder morado añade que cuando esa primera opción fracase, el PSOE "más tarde o temprano negociará" con su formación un gobierno de coalición al igual que ocurrió en en la Comunidad Valenciana, en Baleares y Canarias, o como puede ocurrir en Navarra, La Rioja o incluso Aragón".

 

Comenta esta noticia
Update CMP