01 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los presos se frotan las manos: esto es lo que le exige Otegi a Pedro Sánchez

Arnaldo Otegi, este miércoles.

Arnaldo Otegi, este miércoles.

Bildu, que ha firmado una estrategia conjunta con Esquerra en Madrid, presenta sus condiciones al líder del PSOE para sumarse y hacer viable el pacto con Podemos. Para echarse a temblar.

Fortalecido por los cinco diputados que le van a permitirse constituirse en grupo parlamentario, Arnaldo Otegi saca pecho. Se siente fortalecido y atisba una oportunidad incomparable para los presos terroristas de ETA. Sánchez necesita cada voto para consolidar su pacto con Podemos y parece dispuesto a todo. Este miércoles ha hecho pública su lista de exigencias al PSOE.

Otegi ha afirmado que la postura de la coalición soberanista respecto a un Gobierno de PSOE y Unidas Podemos dependerá de cuál sea su "receta" para vascos, catalanes y gallegos, además de la posición que tengan sobre el derecho a decidir y los presos.

Además, ha incidido que "comparten" la lectura que hace ERC y, por tanto, son los socialistas y la formación morada quienes "abrirán o cerrarán la puerta", que, por el momento, no ven abierta.

En rueda de prensa en San Sebastián, Otegi ha realizado una primera valoración del preacuerdo, ante el que ha dicho que la postura de Bildu es de "serenidad y tranquilidad", porque "hay que analizar las cosas con perspectiva y el mundo no cambia en un día".

En este sentido, ha compartido la sorpresa que, a su juicio, ha provocado en la sociedad vasca la consecución de este preacuerdo en 24 horas, cuando no fue posible antes en seis meses, y se ha preguntado si "esto es serio". "Cuando se cree que la política se hace en Twitter y que los que mandan son los gurús de comunicación, se comete graves errores", ha opinado.

Además, ha señalado que "la gente se pregunta" si este preacuerdo "abre alguna ventana de oportunidad para hacer las cosas de otra manera, para Euskal Herria, Cataluña, los trabajadores, las mujeres y los jóvenes". "Los antecedentes no son buenos", ha considerado.

Frente a ello, ha incidido que "en Cataluña hay un problema político, como en Euskal Herria, que se resuelve en el ejercicio del derecho de autodeterminación y hablar de diálogo sin hacer un diagnóstico acertado de la situación, es no hablar de nada".

Por ello, ha indicado que están hablando con las fuerzas catalanas con las que el pasado octubre suscribieron la 'Declaración de la Llotja de Mar' porque "es una situación a la que hay que hacer frente con responsabilidad, con actitud constructiva, pero también firme", y ha señalado que la intención es articular "una posición conjunta" que aún "no está cerrada".

Preguntado por los periodistas sobre cual sería la postura de Bildu en una investidura de Sánchez, Otegi ha emplazado a socialistas y la formación morada a decir si "van a ser respetuosos con lo que piensan la sociedad vasca y catalana" porque, "en función de eso", actuarán "con plena responsabilidad".

"Tienen que aclarar a la gente qué es lo que van hacer, hacer un ejercicio de honestidad y valentía y decir a vascos, catalanes y gallegos su receta", ha incidido, al tiempo que ha recordado que "el problema" en Cataluña "no es de convivencia, sino político", y los problemas políticos se resuelven "con política y diálogo".

Comenta esta noticia