22 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cataluña: insurrección y limpieza étnica

Cataluña vive un proceso de insurrección, larvado desde los 80. El objetivo es la eliminación social de quien se sienta español: una limpieza étnica. Pujol ya lo escrito en el Programa 2000



 

 

Veo en TV a unos supuestos "estudiantes" en las universidades públicas catalanes tapándose las cabezas con pañuelos negros. Solo se les ve los ojos. Parecen esos terroristas del ISIS que cortan cabezas en Youtube. Los rectores les apoyan.

Cataluña vive un proceso de insurrección. Llamemos a las cosas por su nombre. Reconocer un problema es el primer paso para solucionarlo. Una insurrección que emplea contra España todo el aparato de la administración autonómica, pagado por nosotros.

Como los serbios con la administración federal yugoslava: una minoría, bien colocada, muy bien pagada, regada de dinero en todos los escalones, manejando los hilos de la administración (en aquel caso, también el ejército) con la finalidad supremacista de eliminar al que no fuera serbio. El resultado: Bosnia y Croacia.

El objetivo en Cataluña viene de lejos y se ha ido ejecutando silenciosamente: la "muerte civil y social" (por ahora) de todo aquel que no sea independentista. Apartarle, expulsarle, anularle socialmente, disminuirle, deprimirle, empujarle a que se vaya o a que se calle.

La Cataluña interior es un insoportable ejemplo de lo imposible que es vivir en libertad, sintiéndote y manifestándote español. Fue en la Serbia rural donde Milosevic encendió la llama de la guerra.

Llamemos también a esto por su nombre: limpieza étnica, apartheid.

El "Programa 2000" de Pujol

28 de octubre de 1990. El Periódico de Cataluña publica el Programa 2000. Un documento atribuido "a las máximas alturas". Citar a Jordi Pujol en un medio, si no era para alabarlo, ya tenía consecuencias.

El Periódico dice que el documento "circula por las consellerías y las altas esferas de Convergència i Unió" y que son propuestas "para aumentar la conciencia nacional de Cataluña".-

Un "catálogo de intenciones" -señala- aunque el subtítulo tiene tufo a la "raza aria" del doctor Mengele, el siniestro "médico" del régimen nazi. Habla de "la potenciación del modelo familiar para garantizar la sustitución biológica". La estafa histórica ha sido tan enorme, que hoy ya conocemos cuál era el "modelo familiar" de los Pujol: robar a manos llenas, en nombre de Cataluña

¿A quién le extraña hoy ver a abuelos, padres, hijos y nietos con ese nivel de fanatismo? En apenas tres generaciones se ha pasado del mero desapego sentimental a España a un odio visceral y cada vez más violento.

 

 

El Programa 2000 es un Mein Kampf a la catalana donde estaba todo y no quisimos verlo. Su primer punto se llama "Pensamiento" y es una declaración de intenciones del lavado de cerebro que pretendía.

Todo aparece, por secciones, con un detalle que asusta.

Controlar la escuela y la familia, una prioridad

El "modelo de familia", la "llengua" como elemento de separación y supremacía, la "creación y difusión de conceptos" sobre la superioridad de los catalanes, el "memorial de agravios de la nación catalana" para el victimismo frente a España a base de mentiras históricas y su expansión en Valencia y Baleares, el "fomento de la mitología nacional", el "impulso del sentimiento nacional de profesores, padres y estudiantes en las escuelas", "la formación de los profesores en el sentimiento nacional de Catalunya", "la creación de un cuerpo de Inspectores educativos que vigile de cerca (este plan)", "el nombramiento de nacionalistas en las direcciones de los colegios", la manipulación de los tribunales de oposición, el control de las asociaciones de padres …

El P2000 es un Mein Kampf a la catalana donde estaba todo y no quisimos verlo

Todo un programa para el adoctrinamiento infantil y familiar regado de dinero público. El P2000 incide en que hay que "subvencionar" filólogos, historiadores, lingüistas, geógrafos, escritores, artistas … editoriales, medios de comunicación … y asociaciones y entidades culturales, sociales, lingüísticas y hasta de ocio en Cataluña, Valencia y Baleares para expandir los Països Catalans.

Con "Universidades e Investigación", el mismo control que en las escuelas "potenciando (subvencionando) las asociaciones nacionalistas de alumnos y profesores … y a personalidades de ideología nacionalista en los rectorados".

 

Leer el apartado de "Medios de Comunicación" es entender lo que ha sido TV3, estas décadas, como elemento estratégico para rematar, en cada casa, este plan de adoctrinamiento y manipulación impulsado desde las escuelas, la administración, los espacios públicos y los lugares de trabajo.

TV3 sigue siendo, hoy, un medio de propaganda para inflamar peligrosamente los sentimientos que, en aras de la paz, debería ser intervenido cuanto antes. En el P2000 se adelantaba la rotulación en catalán en negocios y empresas de "letreros, indicadores, tablones de anuncios, impresos, publicidad, documentación comercial …", la "proyección exterior de los Països Catalans", el control total de las infraestructuras y el transporte colectivo (carreteras, trenes … ¿les suena?) y la ocupación total de la administración.

Y hay una prioridad que hoy cobra todo su sentido: "Incidir -dice- sobre la administración de justicia y de orden público con criterios nacionales". Verde y con asas: control de jueces y policía.

Cataluña, un caso de manipulación colectiva

Cataluña es un caso de manipulación colectiva inmenso, como otros -trágicos- en la historia. Ver todavía en TV3, dos semanas después, a gente llorando por la sentencia me recuerda a esas imágenes de histerismo oficialista que nos llegan de Corea del Norte.

Cataluña es España, pero millones de ciudadanos viven secuestrados física y emocionalmente y se sienten extranjeros en su tierra. La Constitución es papel mojado. Primero, pues, la ley y el orden y después … Churchill: "En la guerra, resolución; en la derrota, desafío; en la victoria, magnanimidad y en la paz, buena voluntad".

Veo a esos "estudiantes" universitarios ataviados, casi, de terroristas del ISIS. Son la versión 3.0 del Programa 2000 de Pujol y pienso que a los Països Catalans podrían darle hoy un toque de actualidad y llamarles Califato de Cataluña. Sería más acorde a su nivel de fanatismo.

Comenta esta noticia
Update CMP