16 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

9 pueblos de la Axarquía, una joya en la Costa del Sol

Situada en la provincia de Málaga, esta comarca cuenta con un gran potencial turístico, grandes espacios naturales, una gastronomía autóctona y un magnífico patrimonio artístico.

Al este de Málaga se inicia una zona costera y un interior que se extienden hasta los conjuntos montañosos que la separan de Granada. En pocos kilómetros podemos disfrutar de multitud de paisajes y climas.

El recorrido comienza en Nerja, un municipio que cuenta con impresionantes acantilados y cuevas. Torrox y Algarrobo mantienen un encanto tradicional que merece la pena conocer de camino a Vélez-Málaga con importantes núcleos turísticos como Torre del Mar. Terminamos en el Rincón de la Victoria, donde podemos disfrutar de un bonito paisaje marinero.

 

Nerja

Situada en las faldas de la Sierra Almijara, cuenta con montaña, mar, estupendas playas, huertas con plantaciones tropicales y un casco histórico con mucho sabor andaluz. Merece la pena visitar también los acantilados de Maro, declarados como paraje natural protegido.

 

Torrox

Se compone de dos zonas diferenciadas: el pueblo originario y la parte de la playa. La primera, dedicada a la agricultura, está plagada de calles estrechas con paredes encaladas y balcones llenos de flores; mientras que la costa está llena de instalaciones hoteleras y paseos marítimos en los que disfrutar del magnífico clima de la zona.

 

Frigiliana

Enclavado en el Parque Natural de las Sierras de Tejeda y Almijara, está considerado uno de los pueblos más bellos de España.  Su casco urbano está lleno de por calles estrechas e intrincadas, empedradas y empinadas que en muchos tramos se convierten en escaleras como las que nos llevan al  Barrio Mudéjar.

 

Algarrobo

El pueblo deja patente su pasado árabe en sus calles estrechas y sus numerosas pendientes. Llaman la atención las hornacinas presentes en muchas fachadas para venerar a los santos.

 

Cómpeta

Muestra una arquitectura muy bonita con sus casas blancas para evitar el calor en el verano que contrastan con el verde de sus montañas. Su paisaje se caracteriza por sus cultivos de vid, olivo y higueras que se extienden por toda la zona. El 15 de agosto celebra una de las fiestas del vino con más solera de toda España.

 

Vélez-Málaga

Situada en el valle del río Vélez, sus tierras están dedicadas al cultivo de frutas y hortalizas. Es considerada Conjunto Histórico Artístico y su encanto radica en conjugar el mar y la montaña al unir la costa con el interior.

 

Alcaucín

Es un ejemplo claro de pueblo morisco, con casas bajas, fachadas encaladas y sobre todo, una distribución desordenada y sinuosa de calles estrechas. El punto referencial del núcleo urbano es la plaza de San Sebastián, hoy de La Constitución, sede de la Iglesia y el Ayuntamiento. Los edificios y casas más notables del pueblo corresponden a los siglos XVII y XVIII.

 

Rincón de la Victoria

Su proximidad a Málaga ha convertido este pueblecito marinero en ciudad dormitorio. Su término municipal se abre al mar con una gran playa en la que se ubica el núcleo de población. Los paisajes se completan con olivos, algarrobos y almendros.

 

Canillas de aceituno

Su término municipal se halla a una altitud de unos 524 metros al pie de la Sierra de Tejeda y está coronado por el pico de La Maroma, de 2 068 mts, el más alto de la provincia. Es un pueblo de calles estrechas impecablemente encaladas, arcos mudéjares y rincones de flores.

 

Comenta esta noticia
Update CMP