Los hoteles impugnan los pliegos de las vacaciones del Imserso

El programa afecta a 65 hoteles de la Comunitat Valenciana

El programa afecta a 65 hoteles de la Comunitat Valenciana

El sector reclama la suspensión de la licitación porque entienden que el expediente contiene graves deficiencias económicas que perjudican al sector

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), a la que pertenece la patronal Hosbec, ha formalizado ente el Tribunal Central de Recursos Contractuales el recurso contra los pliegos de condiciones del programa de vacaciones sociales del Imserso al considerar que los mismos lesionan “de una forma importante” los intereses de las empresas hoteleras y trabajadores que participan ene l programa.

El programa afecta a 380 hoteles del país, de los que 65 se encuentran en la Comunidad Valenciana y 38 en Benidorm. Solo en el levante español se mantienen 3.000 empleos gracias a este programa.

El recurso se resume en las deficiencias económicas, técnicas y justificativas. Así, por un lado los hoteleros argumentan la ausencia de estudio de los costes directos e indirectos de cada uno de los servicios que forman parte del contrato. “No solo no se ha realizado un estudio real de costes, sino que se trabaja con cifras inventadas, con aparentes contradicciones y sin base económica alguna” sostienen.

Por otra parte, las patronales hoteleras consideran que los pliegos no tienen en cuenta los convenios colectivos laborales de hostelería aplicables y sus condiciones económicas que afectan a los 12.000 trabajadores vinculados al programa. En este sentido, Hosbec afirma haber hecho un estudio en el que se concluye que “la base económica de estos pliegos no se ha realizado sobre bases realistas”. Igualmente destacan que a ningún otro componente del programa vacacional se les exige ninguna vinculación de mantenimiento del empleo. “Un requisito solo aplicable a los hoteles” lamentan.

Otro de los argumentos del recurso es que se incluyen en los pliegos “requisitos imposibles o excesivamente gravosos para las empresas hoteleras que rompen el principio de igualdad”. Citan en este caso la exclusión de hoteles de dos estrellas para poder participar en el programa “sin ninguna justificación” o la imposición de un modelo exclusivo de contrato “que obliga a mantener el cupo sine die”.

Igualmente los hoteles creen que los pliegos valoran de forma excesiva la oferta hotelera de cuatro estrellas sobre otras ofertas menores “sin ningún tipo de justificación o base” de forma que se expulsa del programa a establecimientos que pudieran estar interesados en participar.

Hosbec recuerda que los hoteles de tres estrellas han sido por norma general los que han permitido el desarrollo y ejecución del programa y ahora, “sin razón justificada”, se ven obligados a competir “en inferioridad de condiciones frente a hoteles incluso de cinco estrellas, que en ningún caso son los llamados a participar del mismo”.

En el recurso, las patronales piden al Tribunal la anulación de los pliegos y la retroacción de todas las actuaciones hasta el momento inmediatamente anterior a su aprobación y reclaman como medida cautelar la “suspensión de la licitación”.

Por último, los hoteleros recuerdan que la subvención pública a este programa es “residual”, puesto que supone el 20% del precio de cada paquete. En realidad, aseguran, el usuario paga el 80% de un precio “ficticio” porque si se hicieran los cálculos como obliga la Ley de Contratos del Sector Público, “nos daríamos cuenta que quien financia el mantenimiento de este programa son las propias empresas hoteleras”.

Comenta esta noticia
Update CMP