17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Policía y CNI confirman a Rajoy sus peores temores para el día del referéndum

Imagen de la manifestación politizada tras los atentados de Cataluña.

Imagen de la manifestación politizada tras los atentados de Cataluña.

El Gobierno está alerta ante la que se avecina el próximo 1 de octubre. Sus sospechas sobre actos violentos organizados han quedado despejadas, para mal, por la Seguridad del Estado.

El Gobierno ya no esconde sus peores temores sobre intensos actos de violencia que se puedan producir en medio del tremendo ambiente enrarecido el día previo y durante la jornada marcada para la celebración del referéndum ilegal previsto para el próximo 1 de octubre. Un acto, impulsado por el Gobierno de Carles Puigdemont, que ha sido ya suspendido por el Tribunal Constitucional.

Sobre este aspecto, el de la posible violencia, que había mantenido el Gobierno de Mariano Rajoy "alejado" de sus declaraciones oficiales ahora ya no se guarda silencio y el propio portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, así lo admitía en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros reconociendo que "a todo Gobierno le preocupa la violencia", quien además ha querido dejar claro que "todo tipo de violencia ejercida sobre las personas es una restricción de su libertad".

Unas palabras que no son un brindis al sol porque el Ejecutivo tiene datos muy concretos que hacen temer lo peor para esa jornada y la víspera del primero de octubre. Así, según diversas fuentes, el Ejecutivo central dispone de detalladas informaciones policiales que han ratificado que los sectores más violentos y organizados del independentismo están en pleno proceso de preparación de acciones para protestar por la declarada ilegalidad del referéndum. "Van a tomar la calle con todas sus consecuencias", se desprende de algunas informaciones derivadas de la investigación policial con la inestimable colaboración del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

La detallada investigación policial (Policía Nacional y Guardia Civil) resuelve que desde la CUP (partido que por cierto tiene representación parlamentaria y que sostiene al Gover de Puigdemont) se está organizando lo que han denominado, sin mucho disimulo, Día de Lucha por Cataluña Libre

Una acción que se ha impulsado, aunque de tapadillo, desde los propios escaños del Parlament: "el 1 de octubre la gente tendrá que salir a la calle todo el día, no solo a votar", declaraba Alberto Botrán, parlamentario de la CUP.

Estos informes certifican que los independentistas van a intentar provocar graves incidentes en la jornada marcada para el referéndum decretado ilegal, ya sea en la vía pública o en el interior de los locales que podrían hacer las veces de colegios electorales.

Pero el Gobierno se está preparando para estos actos de violencia y lo hace especialmente el ministerio de Interior, que mientras tanto trata de enviar un mensaje de tranquilidad porque se prepara a conciencia plan para minimizar los incidentes. 

Con todo listo para dar respuesta, Interior confía también en la profesionalidad de los Mossos d' Esquadra. En este sentido, según ha podido saber ESdiario, el Ejecutivo no duda de que este Cuerpo autonómico se pondrá a las órdenes de Interior y del orden Constitucional y que "actuarán de manera absolutamente profesional, como siempre". 

Comenta esta noticia
Update CMP