11 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La creación de empresas cae a mínimos históricos por la crisis

La creación de empresas se desplomó casi un 70% durante el mes de abril, dejando el acumulado en lo que va de año con un crecimiento negativo del 24,5% como consecuencia del COVID-19

El emprendimiento en España sufre con intensidad los efectos del COVID-19. La creación de empresas se desplomó casi un 70% durante el mes de abril, dejando el acumulado en lo que va de año con un crecimiento negativo del 24,5%, según los datos procesados por el Gabinete de Estudios Económicos de Axesor.

En paralelo, el capital suscrito para la constitución de nuevas sociedades se quedó por debajo de los dos mil millones de euros en los primeros cuatro meses del año. Por otra parte, los concursos de acreedores descienden un 87,11% en abril por el parón administrativo y las medidas adoptadas por el Ejecutivo por la cisis sanitaria.

Los datos de abril reflejan los efectos de la crisis sanitaria en el emprendimiento en España. Durante los cuatro primeros meses del año sólo se crearon 26.412 empresas, un 24,49% menos interanual y  casi 3.000 menos que en 2009, año que contaba, hasta ahora, con el menor número de emprendimientos del citado periodo. Abril de 2020 confirma, por tanto los peores registros de toda la serie histórica.

Asimismo, en el cuarto mes del año apenas se constituyeron 2.715 nuevas sociedades, siendo también la cifra más baja de toda la serie histórica. Con respecto al mismo mes de 2019 la caída es de un 69,67%.

Llama la atención que el emprendimiento cayó en todos y cada uno de los 20 sectores en los que Axesor divide la actividad económica, la mayor parte con tasas superiores al 20%. Comercio, construcción y hostelería -actividades esenciales para la economía española- registran descensos interanuales durante el cuatrimestre del 28,02%, 27,90% y 21,50% respectivamente. Incluso el sector del transporte y almacenamiento, que había tirado del carro de la creación de empresas en lo que llevamos de 2020, cae un 25,28%. El sector que menos retrocede es el de las actividades financieras y de seguros, un -5,13%.

Respecto al capital suscrito para la constituciones durante el primer cuatrimestre fue de 1.943 millones de euros, un 7,73% inferior a la de cierre del mismo periodo de 2019. Nunca, desde 2008, el capital desembolsado por las nuevas empresas se había quedado por debajo de los dos mil millones de euros.

Geográficamente, todas las comunidades autónomas pierden impulso emprendedor en entre enero y abril. Con excepción de Canarias (-17,14%) y Murcia (-19,10%), todas ellas registran variaciones negativas superiores al 22%, siendo las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (-53,85%), La Rioja (-40,32%) y Cantabria (-36,69%) donde más cae la creación de empresas.

 

Los casos más llamativos son los de la Comunidad de Madrid donde, en abril, se crearon 612 empresas, más de tres veces menos que un año antes (1.967, un -69% inferior). En Cataluña la caída fue superior, cerró el mes con 297 nuevas sociedades frente a las 1.811 del mismo mes de 2019 (-84%).

Se frenan los concursos de acreedores

Por segundo mes consecutivo, abril cerró con una caída en el número de concursos de acreedores. Se registraron sólo 54, un 87,11% menos que en el mismo mes de 2019. En los primeros cuatro meses del año, las insolvencias cayeron un 21,38% interanual (1.272). No obstante, desde el Gabinete de Estudios Económicos de Axesor insisten en que las cifras responden al parón administrativo derivado de la crisis sanitaria así como a las medidas adoptadas por el Gobierno de España para paliar los efectos de la misma en el tejido empresarial, entre ellas, la interrumpción de los plazos establecidos en el artículo 5 de la Ley Concursal.

El mayor número de procedimientos (medidos en términos absolutos y mensuales) se produjo en la industria manufacturera (17) y el comercio (9). En el acumulado entre enero y abril, llama la atención que sean las actividades industriales y la agricultura donde más se redujo el número de procedimientos.

De los 20 sectores en los que Axesor divide la actividad económica española, las quiebras sólo se han incrementado en dos de ellos durante el cuatrimestre: eduación (30,77%) y actividades financieras y de seguros (23,53%).

Por comunidades autónomas el número de concursos de acreedores aumentó en Asturias (52,94%) y Cantabria (45,45%). En la parte contraria, Navarra (-80%) y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (-66,67%) son donde más se recortan las disoluciones.  Cataluña, con 310, Madrid, con 238 y Valencia con 200, concentran el mayor número de procedimientos en los cuatro primeros meses del año (el 59% sobre el total).

Comenta esta noticia