23 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Évole se cuela en el confinamiento del Papa y le saca una impactante confesión

Évole y el Papa Francisco durante la entrevista por videconferencia

Évole y el Papa Francisco durante la entrevista por videconferencia

El periodista dedicó su programa a un especial sobre el coronavirus y contactó con el mismísimo Santo Padre, planteándole las "dudas" con las que se está viviendo esta dura prueba.

Mostrar cómo llevan el "arresto domiciliario" por la pandemia de coronavirus personajes conocidos y no tan conocidos de nuestra sociedad fue el argumento del último programa de Jordi Évole. Y entre los muchos testimonios que desfilaron por el programa, quizá el de mayor impacto fue el que dejó el papa Francisco.

Fue, sin duda, una de las grandes bazas de esta última entrega de 'Lo de Évole'. Y el periodista catalán supo sacarle jugo, aprovechando la complicidad que tiene con el Santo Padre tras la entrevista que le concedió en una temporada anterior.

Así, el incisivo periodista, que realizó la entrevista por videollamada, preguntó de manera muy directa al santo padre si ante una situación tan dramática como ésta ha tenido crisis de fe. El papa confesó que, aunque en este momento no, en su vida sí recuerda haber tenido sus "dudas de fe".

 

 

"He tenido mis crisis de fe y las he resuelto por la gracia de Dios. Pero nadie se salva del camino común de la gente, que es el mejor camino, el más seguro, el concreto.Y eso nos hace bien a todos", desvela el pontífice.

Mensaje papal a los empresarios

Por otro lado, Évole contó al papa cómo "muchas empresas están despidiendo a muchísimos trabajadores" por la crisis del coronavirus, algo que no gusta nada al pontífice, quien destacó que "las soluciones concretas las tiene que buscar cada uno en cada situación, pero ciertamente, el 'sálvese quien pueda' no es solución'".

Por ello, el papa pidió a los empresarios que no despidan a sus trabajadores: "Una empresa que despide para salvarse no es una solución. En este momento más que despedir, hay que acoger y hacer sentir que hay una sociedad solidaria. Son los grandes gestos que hacen falta ahora".

 

Por otra parte, el papa Francisco subrayó que tiene esperanza en que la crisis por coronavirus"enseñe" a los "pueblos para revisar sus vidas": "Vamos a salir mejores. Menos, por supuesto, muchos quedarán en el camino y será duro, pero tengo fe".

Comenta esta noticia