Las fiestas en el Galileo Galilei saldrán caras a estudiantes y directivos

Balcones del Colegio Mayor Galileo Galilei.

Balcones del Colegio Mayor Galileo Galilei.

Los estudiantes del colegio mayor, la dirección y los trabajadores que no impidieron las celebraciones ilegales se exponen a multas que van desde 601 a 30.000 euros.

Los asistentes y organizadores de la fiesta universitaria celebrada en la azotea del Colegio Mayor Galileo Galilei que provocó un brote de coronavirus con 131 casos positivos y que dejó sin clases presenciales a 25.000 alumnos de la Universitat Politècnica de València se enfrentan a sanciones desde 601 a 30.000 euros por violar las normas de seguridad establecidas con motivos de la pandemia provocada por la Covid-19.

Según han informado, las personas que asistieron a la fiesta podrían tener que pagar como mínimo 600 euros, mientras que los organizadores del evento se enfrentarían a mayores cuantías. También se exponen a estas sanciones los directivos del centro privado y los trabajadores que no tuvieron control ni impidieron la celebración en la azotea, así como las  fiestas "privadas" en de las habitaciones del colegio. 

Se conoce que estas dos fiestas en las estancias privadas fueron finalizadas por los agentes de la policía, que acudieron dos veces al colegio durante la madrugada avisados un residente.

Hasta el momento son 28 los residentes identificados en las fiestas celebradas en las habitaciones; 22 en una de ellas y 6 en la otra.  Sin embargo, el número de expedientes de multas continúa creciendo puesto que se está llevando a cabo labores de identificación de los participantes en la fiesta de la azotea. La medida sancionadora de la Generalitat comunicada con la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, podría afectar a más de 80 personas

 

Comenta esta noticia
Update CMP