28 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sopa de coliflor: económica y muy vistosa

Solo tendrás que seguir los pasos que te cuento a continuación para disfrutar y conseguir una receta rabiosamente cautivadora, sencilla y económica

Cada vez es más habitual encontrar en los puestos de los mercados las coliflores de colores; morada, amarilla o verde. Esta crucífera es la auténtica protagonista de nuestra receta de hoy.

Sus diferentes y llamativos colores no modifican su característico sabor, sigue teniendo esos delicados y suaves matices dulces quedando una vez servida en los platos como un mágico y precioso cuadro.

Selecciona los ingredientes adecuados y no te preocupes si solo encuentras la coliflor blanca, puedes añadir algún florete de brócoli o romanesco para combinar distintas tonalidades. 

Dificultad: Baja
Tiempo de preparación: 30 minutos

Ingredientes para 6 personas

4 tazas de floretes de coliflor
1 cebolla
3 dientes de ajo
2 tomates
2 zanahoria
1 limón
1 ½ de caldo de verduras blancas
1 cucharada de pimiento choricero
1 cucharada de jengibre fresco
½ vasito de leche evaporada
pizca de nuez moscada
sal
pimienta
4 cucharadas de aceite de oliva

 

Elaboración:

1.- Corta en pequeños floretes la coliflor, ponla bajo el agua fría durante unos segundos e introduce 4 minutos en el microondas para evitar que a la hora de cocinar tu sopa desprenda sus característico y molesto olor.

 

2.- Calienta el aceite en una cazuela, rehoga suavemente la cebolla troceada en pequeños dados y los ajos laminados. Cuando comiencen a ablandarse transfiere las zanahorias ralladas junto a la ralladura de jengibre. Remueve y cocina todo junto durante 2 o 3 minutos más.

 

3.- Incorpora los tomates triturados y mezcla para integrar. Mantén en el fuego hasta que todos los ingredientes vuelvan a coger temperatura.

 

4.- Vuelca los ramilletes de coliflor, dale un par de vueltas y vierte el caldo de verduras. Cubre con una tapadera y cocina a fuego medio alto durante 15 minutos o hasta que la coliflor esté tierna.

 

En el último momento añade la leche evaporada para aportar un ligero toque cremoso a tu sopa.

 

Sirve y disfruta.

Comenta esta noticia