15 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un perro policía halla el cadáver de Blanca Fernández Ochoa tras una pista clave

Un vecino informó a los agentes de que había visto a la esquiadora y le comentó que tenía intención de caminar por la zona por la que se ha encontrado el duro hallazgo este miércoles.

Se ha confirmado lo peor. Un perro policía guiado por un guardia civil libre de servicio halló el cadáver de una mujer en la zona del pico de la Peñota de Cercedilla, donde estaban buscando este miércoles a la exesquiadora desaparecida Blanca Fernández Ochoa, y poco después la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, certificaba las sospechas: era el cuerpo de la exesquiadora.

Poco después el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hacía lo propio a través de su cuenta oficial de Twitter: "La solidaridad, el apoyo y el calor humano se han sentido estos días en la sierra de Cercedilla. Profesionales de las FCSE, servicios de emergencias y numerosos voluntarios se han volcado en la búsqueda de #BlancaFernándezOchoa. Pero no pudo ser. Mi cariño para toda su familia".

Fue un vecino el que informó este miércoles a los agentes que se había encontrado con Blanca hace unos días y que le había dicho que iba a ir a caminar por esa zona.

Por ello, se preparó una ruta específica a esa zona y entonces lo encontraron sobre las 13.30 horas; podría llevar muerta entre siete y 10 días.

Cabe señalar que el cuerpo de Blanca fue hallado en las proximidades de La Peñota, una zona a 1.900 metros de altitud a la que se había trasladado la búsqueda después de que el vecino declarara haber visto a Fernández Ochoa el día de su desaparición y le comunicara su intención de dirigirse hacia allí.

Es una zona que se encuentra fuera del área de búsqueda que peinaron agentes y voluntarios en los últimos días, a unas 2,5 horas de donde se localizó el coche.

Ahora, el cuerpo sin vida tendrá que ser reconocido por los familiares, que este miércoles se encontraban rastreando la zona y que ya están informados del hallazgo. 

Francisco Borreguero, un sargento de la Guardia Civil fuera de servicio miembro de la Unidad Cinológica Central, y su perra Xena, un pastor alemán de tres años, han sido quienes han encontrado este miércoles el cadáver de Fernández Ochoa. 

El sargento tenía el día libre y había salido con un amigo y su perra, también adscrita a esta unidad canina situada en el Monte del Pardo, para ayudar en las labores de búsqueda de la medallista desaparecida. 

Estaban por un lugar cercano a la ladera norte del pico de la Peñota, en el borde de la zona de búsqueda. Se trata de un punto boscoso y con poca visibilidad, por lo que los drones no la habían sobrevolado. 


Comenta esta noticia
Update CMP