26 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Primera grieta en la izquierda andaluza tras rectifucar Susana: "Juego sucio"

Nada más conocerse que la líder socialista no presentará su candidatura a la investidura, que es única competencia de la presidenta del Parlamento, le han llovido las primeras críticas.

El acuerdo de gobierno de PP y Ciudadanos en Andalucía, con el apoyo de los 12 diputados de Vox, no solo acaba con casi cuarenta años de dominio absoluto del PSOE en la Junta, sino que también condena al socialismo y, en general, a la izquierda andaluza a una larga travesía por el desierto. Y la renuncia de Susana Díaz a presentar su candidatura a la presidencia, más de modo testimonial que otra cosa, y las inmediatas críticas que ha recibido por ello, así lo certifican.

Porque el coordinador general de IULV-CA y portavoz parlamentario de Adelante Andalucía, Antonio Maíllo, ha acusado al PSOE andaluz de practicar "juego sucio" y de no tener "una sincera aspiración de parar a las derechas" en la comunidad autónoma, después de que el Grupo Socialista haya renunciado a presentar la candidatura de Díaz.

En un comentario en su cuenta de Twitter, Maíllo ha manifestado que "la renuncia del PSOE a presentar a Susana Díaz a la investidura evidencia que su táctica era señalar a Adelante Andalucía y no una sincera aspiración de parar a las derechas y frenar la deriva reaccionaria y neoliberal en Andalucía, que ella misma empezó".

 

"Juego sucio hasta el final", zanja Maíllo su comentario en la citada red social, publicado después de que el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, haya anunciado tras participar en la ronda de consultas de la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, que su grupo no ha propuesto finalmente la candidatura de Susana Díaz de cara al pleno de investidura que se celebrará la próxima semana.

Los socialistas han tomado esta decisión tras conocerse este pasado miércoles que el candidato popular, Juanma Moreno, obtendría la mayoría absoluta en primera votación en virtud de los acuerdos firmados por su partido con Ciudadanos y Vox.

Este miércoles, los socialistas reclamaron a Adelante Andalucía que apoyase que Susana Díaz pudiera ser propuesta formalmente por la presidenta del Parlamento como candidata a la investidura, y frenar así un hipotético gobierno de la derecha y la ultraderecha en la comunidad.

 

Comenta esta noticia
Update CMP