25 de marzo de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Doña Cristina se empeña en amargar la Navidad a su cuñada Letizia con un plan B

La relación entre cuñadas reales no es precisamente buena, según los expertos reales, por eso ahora la Reina se enfrenta a una dura prueba de fuego que puede pasarle factura.

En los últimos tiempos estamos viendo cómo poco a poco la Infanta Cristina sale de su “ostracismo” impuesto y va regresando poco a poco a la cotidianeidad de la Casa Real. Según se daba por hecho en los mentideros reales fue cosa de su hermano, el Rey Felipe, y sobre todo de su cuñada, la Reina Letizia, que a los Urdangarin-Borbón se les apartara radicalmente de la Familia para no perjudicar a la imagen de la Institución.

Sin embargo, últimamente, y ya con Iñaki Urdangarin cumpliendo prisión por el Caso Nóos y la Infanta Cristina absuelta de culpa, la hermana del Rey vuelve pasito a pasito a reincorporarse a la Vida Real. Nada de esconderse ya.

Dicen los expertos que con la ayuda de su madre, la Reina Sofía, ha logrado de nuevo hacerse hueco y para muestra un botón: pasará junto a sus hijos la Nochebuena en el Palacio de la Zarzuela, según OK Diario, algo que no sucedía desde 2015.

Atrás quedaron los rumores que aseguraban que el desencuentro entre Doña Cristina y su hermano Felipe no tenía vuelta atrás. Algo que se desactiva si la Familia Real pasa unida su primera Navidad en tres años. El acercamiento es una realidad, no sabemos si para disgusto de su cuñada Doña Letizia a la que algunos miembros de la Familia, como Juan Valentín Urdangarin, culpan del distanciamiento de su familia con el Rey Felipe VI.

Comenta esta noticia
Update CMP