17 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El tremendo feo de la Reina Letizia con su suegro levanta ampollas en Zarzuela

El cambio de planes sobre la marcha pilló a la esposa de Felipe VI con el pie cambiado y la obligó a rectificar sobre la marcha, porque hay una "ley no escrita" que se cumple a rajatabla.

Después de lo que se venía diciendo sobre la relación entre la Reina Letizia y su cuñada la Infanta Cristina a cuenta del Caso Nóos y el daño que podía hacer a la Corona, parecía más o menos claro que la "reinserción" familiar de la hermana de Felipe VI en La Zarzuela por Navidad no iba a ser un camino de rosas.

Y parece ser que así fue y que las fiestas navideñas se han vuelto a convertir en un foco de tensión para la Familia Real. 

De hecho, según la periodista especializada en Casa Real Mariángel Alcázar, la visita de Doña Cristina y su familia echó por tierra los planes de Don Felipe y Doña Letizia, que tuvieron que tomar decisiones drásticas... por lo menos la Reina. 

Y es que según señaló la periodista en El Programa de Ana Rosa, Doña Letizia evitó en todo momento coincidir con su cuñada; ni hablar, ni compartir habitación siquiera...

De hecho, la oportunidad de paz y reencuentro aprovechando las Navidades no se produjo con la presencia de la Reina: "En ninguna de las ocasiones han estado los Reyes”, explicaba Alcázar para matizar que "el Don Felipe y sus hijas sí pasaron a felicitar al Rey Juan Carlos pero no Letizia". Tan solo Felipe con la Princesa Leonor y la Infanta Sofía acudieron a felicitar el año a los Reyes Eméritos.

Y es que, según Alcázar, "hay una ley de incompatibilidades en esa casa. Dónde está la Infanta Cristina no está la Reina Letizia".

Menos comprensivos fueron otros colaboradores del programa de Telecinco al asegurar que "el Rey Felipe hace lo que puede y la Reina Letizia hace lo que quiere". 

Comenta esta noticia
Update CMP