22 de octubre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Doña Elena hace una buena faena al Rey delante de su hija Victoria Federica

Cuando parecía que todo iba sobre ruedas para la Corona con la hermana mayor de Felipe VI va la primogénita de los Eméritos y se saca un recurso de la manga cuando nadie se lo podía esperar.

Estaba ganando enteros su popularidad por su carácter discreto y elegante, reincorporándose a la agenda y solventando con profesionalidad los quehaceres que le venía encargando Casa Real en los últimos tiempos, algo que no era sino una buena noticia para la Corona y para el Rey.

Pero Felipe VI no estará tan contento después de ver que la Infanta Elena ha perdido los nervios con los periodistas en su viaje de descanso vacacional por Semana Santa a Sevilla. 

Ni siquiera hizo falta que los reporteros se pusieran impertinentes o hicieran preguntas especialmente incómodas. La hermana mayor de Felipe VI no debía de tener un buen día o no tenía un día para aguantar a la prensa en su período vacacional, pero el caso es que al llegar a Sevilla junto a su hija Victoria Federica mostró su peor cara.

Y solo hizo falta que los plumillas le hicieran preguntas de cortesía como "¿qué tal está?" o "¿qué la trae por aquí"? para que ella explotara con unas destempladas frescas: "gentuza" o "¡qué coñazo!", fueron algunas de sus respuestas ante las cámaras.

 

Comenta esta noticia
Update CMP