09 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pillado: el rastro de los peores bulos del procés lleva al escondite de Assange

Julian Assange, en el balcón de la embajada de Ecuador en Londres, en la que esta asilado.

Julian Assange, en el balcón de la embajada de Ecuador en Londres, en la que esta asilado.

El ministro Dastis entrega a sus socios de la Unión las pruebas recabadas por el CNI sobre la conexión de Moscú y del fundador de WikiLeaks con la campaña de intoxicación independentista.

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) llevaba varias semanas tratando de quitarse una espina clavada que ha dolido como en pocas ocasiones en la sede de los servicios secretos españoles. El fiasco de la urnas del 1-O no detectadas por los espías -pese a tener dedicados a esa misión a varios centenares de agentes en Catalauña y por el resto del mundo- había desatado en el último mes una imparable sensación de frustración e indignación.

Sin embargo, de forma paralela a la búsqueda fallida de los contenedores del referéndum, los agentes que dirige Félix Sanz Roldán han venido trabajando en otras pistas relacionadas con el procés y la estrategia de los independentistas. Se trata, como adelantó ESdiario en exclusiva el pasado 19 de septiembre, de la llamada "conexión rusa" del órdago ilegal de Puigdemont y Junqueras.

Tanto el CNI como el Centro Criptográfico Nacional y el Mando Conjunto de Ciberdefensa habían detectado que gran parte de la actividad de las webs independentistas procedían de servidores instalados en Rusia. La misma pista que siguieron la brigadas tecnológicas de la Policía y Guardia Civil cuando rastrearon y cerraron por orden judicial las web oficiales del procés.

Pero además, estas investigaciones, a las que se refirió por primera vez este pasado viernes la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, llevaban a otra pista de la llamada conexión internacional del 1-O: la de la embajada de Ecuador en Londres, donde se oculta desde hace más de cinco años el fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Desde allí podrían haberse coordinado, según las fuentes consultadas, los centenares de bulos aireados desde los sitios independentistas y desde webs afines a la Generalitat, y las de la ANC y Òmnium.  Estas fuentes del CNI consideran "determinante" el papel de Assange en la difusión de informaciones falsas los días posteriores al referéndum ilegal.

La exclusiva de El País: el ideólogo del "procés", Oriol Soler, cazado saliendo de una reunión con Julián Assange.

 

Fueron precisamente los datos facilitados por el CNI al Gobierno los que sirvieron a la Fiscalía General para señalar a Assange en su querella contra la Generalitat sediciosa. Los mismos datos, según explican a este diario fuentes del Servicio de Inteligencia, que han permitido este lunes el inicio de la ofensiva diplomática de España sobre el papel de Moscú en Cataluña.

El diario El País publicó este lunes la prueba definitiva que confirma la entente Rusia-Assange-independentismo. La imagen del empresario y uno de los ideólogos del procés, Oriol Soler, junto a Andreu Grinyó saliendo este pasado jueves de una reunión con Assange en la delegación diplomática ecuatoriana en Londres. Y con esta prueba se fue el ministro Alfonso Dastis a ver a sus colegas a Bruselas.

Y Dastis alertó a sus socios de la Unión Europea de que la "manipulación y desinformación" lanzada contra el bloque comunitario desde redes en Rusia afecta también al "desarrollo democrático" en Cataluña. "Hay datos sobre cómo el tráfico en las redes posterior al referéndum del 1 de octubre pasó particularmente por redes situadas en Rusia y en otros países", denunció el titular de Exteriores.

De hecho, uno de los puntos de la agenda de la reunión de este lunes es una discusión sobre la comunicación estratégica de la Unión Europea, en cuyo marco los Veintiocho aspiran a recabar datos sobre la propaganda y manipulación contra el proyecto europeo y también a difundir mensajes en positivo sobre los valores y las políticas del bloque.

En este contexto, Dastis explicó que su intención es "dejar constancia" de cómo se plantean situaciones de manipulación y desinformación en nuevas áreas, como es el caso catalán, pero que no va a "plantear" demandas ni iniciativas al respecto al resto de socios.

"Hay datos sobre cómo el tráfico en las redes posterior al 1-0 pasó particularmente por redes situadas en Rusia y en otros países", recalcó el jefe de la diplomacia española a los periodistas, sin dar más detalles sobre el fondo de este tráfico, pero tras asegurar que el Gobierno tiene información que corrobora tal afirmación. Entre esos "otros países" se investiga a Venezuela y Cuba.

También desde Bruselas, la titular de Defensa señaló que "lo que hoy sabemos en España es que muchas de las actuaciones venían de territorio ruso. Uno no puede determinar en este momento (la responsabilidad) y se está en fase de análisis y de prospectiva sobre cuáles son las entidades", explicó Cospedal al ser preguntada por el aumento de las noticias falsas y de desinformación difundidas sobre el proceso soberanista en Cataluña en medios y las redes sociales afines presuntamente al Kremlin.

Cabe recordar que la intrusión tecnológica de Moscú y sus hackers ya se denunció en el referéndum del Brexit y en las últimas elecciones generales en Francia y Alemania. Tanto el partido de Enmanuel Macron, como la CDU de Angela Merkel fueron objeto de ataques.

Comenta esta noticia
Update CMP