02 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iceta se pone chulo por las críticas a sus pactos con ERC: "Me da igual"

El secretario del PSC ha concedido una entrevista en el que muestra su lado más altanero para defender a ultranza la postura de su partido.

Miquel Iceta, primer secretario del PSC, ha mostrado su cara menos amable en una entrevista concedida a Europa Press en la que se muestra indiferente a las críticas que está recibiendo su formación política por los pactos con los separatistas de ERC. De hecho, asegura que seguirá manteniendo la misma estrategia pese a que eso pueda tener un desgaste y un coste en las urnas: "Me da igual", ha dicho.

"El problema que tenemos entre manos solo se arregla dialogando. ¿Que esto puede tener costes? Puede que sí. Pero ¿qué es más importante: el coste que pueda tener para un partido o la búsqueda de una solución acordada que necesita el país? No tenemos ningún tipo de duda", ha zanjado.

De hecho, ha hecho referencia a la ya famosa frase del insomnio de Pedro Sánchez, asegurando que a él solo le impediría dormir tranquilo no haber hecho "todo lo posible por arreglar un problema que mantiene a la política catalana bloqueada desde 2012".

Además, a Iceta no le preocupa que el PP llame a los votantes socialistas a apostar por los populares tras el acuerdo de investidura entre PSOE y ERC asegurando que "si invita a los socialistas o gente que han votado a los socialistas a abrir a Vox las puertas del Gobierno de España, que lo haga".

 De hecho, siguiendo con la misma línea un tanto altanera, ha ironizado sobre la posible aparición de nuevas fuerzas políticas que puedan ocupar el espacio del PSC al haberse situado tan cerca de los secesionistas instando a "que lo prueben. Para mí, cuantos más partidos, mejor. Cuanto más divididos vayan los demás, mejor".

Por otra parte, se ha posicionado en contra de que la Junta Electoral Central (JEC) se haya adelantado al Tribunal Supremo planteando la inhabilitación del presidente Quim Torra por la vía de retirarle el acta de diputado, porque opina que el primero se tendría que haber inhibido en favor del segundo.

"Los servicios jurídicos del Parlament son los que dijeron que, si no era diputado, no podría ser presidente; y, en cambio, algunos dicen que no podría ser elegido presidente, pero, como ya lo es, no debería dejar de serlo", ha reconocido.

"Lo que no es opinable es que una sentencia firme de inhabilitación le impediría poder seguir siendo presidente porque esto lo dicen las leyes catalanas, y veo que algunos miembros del Govern también deben opinar igual porque se han pronunciado sobre el tema", ha dicho en referencia al vicepresidente del Govern y dirigente de ERC, Pere Aragonés.

En caso de ser inhabilitado en firme, Iceta cree que deberían convocarse elecciones, pero asume que la ley permite al Parlament escoger a un nuevo presidente, aunque "para ello hay que encontrar a un candidato que tenga mayoría suficiente".

Comenta esta noticia