30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las charlas de sexo de Bob Pop chocan con el pin parental de Monasterio

La dirigente de Vox en la Comunidad de Madrid ha criticado la visita de Bob Pop a un centro educativo y ha reivindicado el pin parental destrozando sin pudor al cómico y guionista.

 

 

La líder de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, se ha convertido en la principal abanderada del pin parental, una de las exigencias de Vox en todas las comunidades autónomas en las que su voto es necesario para la aprobación de nueva medidas legislativas.

De ahí que la presencia de un conocido colaborador del espacio de Andreu Buenafuente, Late Motiv, haya incendiado la mecha para que la diputada madrileña cargase las tintas digitales de Twitter contra él.

Y es que, parece ser que Roberto Enríquez, al que el gran público conoce con el nombre de Bob Pop, acudió a un centro educativo público, para hablar, según el profesor que compartió la imagen, "de feminismo, libros, cine, sexo y otros dolores y glorias de la chavalada . Gracias por tu generosidad y humor, Roberto". Una invitación que fue agradecida por el cómico y guionista, pero que no gustó en absoluto a Monasterio. 

 

 

Por ello, Monasterio no dudó en un segundo en señalar a Bob Pop, conocido en las redes sociales por su sintonía con Podemos, como "un hombre que justifica los logros del comunismo (82 millones de muertos en China, 20 millones en URSS o 5 millones en Corea del Norte)" y que ha acudido a las aulas "adoctrinando a nuestros jóvenes sin autorización de sus padres".

Por ello, ha vuelto a poner sobre la mesa la importancia que tiene para su formación la implantación del llamado pin parental que obligaría a las familias a tener conocimiento en todo momento de las actividades extraordinarias que se realizan en los centros y que, a su juicio, gracias a él,"los padres recuperarán el control de la enseñanza de sus hijos". 

 

Comenta esta noticia
Update CMP