31 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Irene Rosales narra cómo pilló a Kiko siéndole infiel en pleno luto por su madre

Irene Rosales, en 'Viva la vida'.

Irene Rosales, en 'Viva la vida'.

La nuera de Isabel Pantoja no se ha escondido de la polémica que rodea a su marido y ha roto su silencio en Telecinco: "Yo no llevo cuernos"

En los últimos días, en los platós de Telecinco ha habido material más que suficiente para entretener al personal a cuenta de los cuernos que Kiko Rivera puso a su esposa, Irene Rosales

El propio hijo de Isabel Pantoja ha sido el encargado, este sábado, de confirmar a Socialité de Telecinco que sí fue infiel a su mujer: "Hay cosas que salen que son verdad y otras que no (…) Lo de la camarera de 'Hoyo' me pilló en un bache con mi mujer, pero no tengo por qué contar públicamente lo que hago o lo que dejo de hacer", ha declarado el DJ.

En lugar de esconderse en su casa, Irene Rosales ha decidido dar la cara y romper su silencio en el programa de Telecinco donde colabora habitualmente. Se ha sentado en el plató de Viva la vida y ha hablado con Emma García sobre el espinoso asunto.

 

 

"Techi tiene poca credibilidad"

Irene no da veracidad a los rumores que no han sido confirmados por Kiko Rivera y sostiene tajante que "lo que venga de Techi tiene poca credibilidad”. Además, ha negado que su matrimonio esté en crisis pese a lo que ha confesado su marido: "Estamos todos a una", asegura.

La mujer de Kiko ha admitido que este asunto no le duele, pero sí le afecta porque "si tengo que dar un paseo con mi hija y tengo prensa en la puerta para preguntar algo que me duele. También me molesta que se suba gente al carro

"En siete años hemos tenido muchos momentos felices pero también otros momentos malos, pero es verdad que se queda en la intimidad de mi casa. Sí que es cierto que en esos momentos malos han podido pasar ciertas cosillas”, añade la nuera de Isabel Pantoja.

 

"Yo cuernos no llevo"

Y Rosales añade que Kiko "ha cometido sus fallos, pero eso es cosa de mi marido y mía. Y que no diga que llevo cuernos porque yo cuernos no llevo, porque no soy ningún animal", unas palabras por las que ha recibido un sonoro aplauso por parte de los presentes en el plató.

Respecto a la camarera, Irene Rosales ha reconocido que se puso en contacto con ella para poner pie en pared y salvar su matrimonio. Y ha contado cómo supo que su marido le era infiel. No fue a través de mensajes pillados en el móvil de Kiko, sino que fue "un sexto sentido".

 

Todo esto sucedió a mediados de enero, en pleno "bache" sentimental de la pareja. Tras la muerte de la madre de Irene, Kiko Rivera "no estuvo a la altura", y se refugió en la camarera, a quien enviaba mensajes de alto voltaje.

"Él ha metido la pata, pero no hay que crucificarle", ha añadido Irene, que asegura haber perdonado a su marido y, por lo tanto, olvidado su deslealtad.

 

 

Comenta esta noticia