14 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Simancas obliga a los diputados del PSOE a viajar a Madrid y luego culpa a Ayuso

La bancada socialista del Congreso, atestada.

La bancada socialista del Congreso, atestada.

El secretario general del grupo socialista en el Congreso se encargaba de que ninguno faltara al Congreso mientras a la vez se quejaba de lo tarde y mal que está actuando Ayuso.

Desde que Pablo Iglesias se saltó la cuarentena para dar una rueda de prensa allá por marzo y anunciar que tomaba el control de las residencias -cosa que luego no hizo- no se veía nada igual. 

La práctica totalidad de los diputados del PSOE, e incluso algunos senadores como el portavoz socialista en la Cámara Álta, Ander Gil, acudieron este miércoles a rendir pleitesía a Pedro Sánchez en el último pleno del curso. Y pese a que existe un acuerdo en vigor entre los portavoces parlamentarios que limita la asistencia de cada grupo al 50% como prevención ante la Covid-19. 

Según la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ella no puede impedir a los diputados ocupar sus escaños, y es cierto. Va en la responsabilidad de los grupos. Según el secretario general del grupo socialista, Rafael Simancas, comunicaron a la Mesa del Congreso en "tiempo y forma" que irían todos sus diputados. Como si comunicándolo alguien lo hubiera podido impedir.

En el medio, entre Lastra y Simancas, el portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil.

 

Lo incongruente es que el propio Simancas se quejaba este mismo miércoles en Twitter, poco antes de que arrancase el Pleno, de que la Comunidad de Madrid -la suya- haya sido la última en endurecer las medidas y prohibiciones. Cuando por detrás estaba espoleando a sus diputados para que ninguno faltara a la sesión parlamentaria en pleno centro de Madrid.

Ni siquiera los catalanes y aragoneses, obligados a desplazarse desde las comunidades a día de hoy más afectadas por los rebrotes. En Zaragoza las autoridades han recomendado a la población no salir de la ciudad si no es necesario, pero ahí estaba, en su escaño, la diputada socialista por Zaragoza Susana Sumelzo. Por ejemplo.

 

Es más. En realidad, el gesto de los diputados socialistas ha hecho un  flaco favor al PSOE de Madrid, instalado en el discurso de que Isabel Díaz Ayuso actúa tarde y mal. Como si no tuviera ya bastantes problemas Ángel Gabilondo, permanentemente cuestionado por los suyos por ser demasiado blando con la presidenta regional. 

Este mismo martes, sin ir más lejos, un enjambre de perfiles de Twitter de izquierdas se echó sobre el portavoz socialista en la Asamblea de Madrid por no salir en tromba contra la cartilla Covid experimental anunciada por Ayuso en medio de una gran polémica.

 

Y ahora a Gabilondo lo sabotean desde el Congreso.

Comenta esta noticia