29 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Monedero y Podemos enmudecen ante la última canallada de Maduro

Nicolás Maduro.

Nicolás Maduro.

La emergencia económica decretada por el presidente de Venezuela, de la que según él es culpable la derecha nacional e internacional, se traduce en casi plenos poderes para hacer y deshacer

Nada. Ni una sola palabra. Ni siquiera de Juan Carlos Monedero, que en su día asistió a la toma de posesión de Nicolás Maduro. Podemos marca nuevamente distancia en público con el régimen de Venezuela, a pesar de los lazos económicos y afectivos que les unen.

La formación morada enmudeció este viernes ante la decisión del sucesor de Hugo Chávez de declarar el "estado de emergencia económica" en Venezuela para enfrentar la "guerra económica" que supuestamente sufre el país caribeño. Orquestada, según Maduro, desde sectores de la derecha nacional e internacional. 

La Gaceta Oficial publicó el decreto 2.184 por el cual el Palacio de Miraflores declara el "estado de emergencia económica" en todo el territorio venezolano durante 60 días para contrarrestar "una verdadera guerra económica". Lo que en la práctica se traduce en casi plenos poderes -más- para hacer y deshacer a su antojo.

Y ello horas antes de que el presidente tuviera que rendir cuentas de su gestión ante un parlamento de mayoría opositora que pretende apartarlo del poder, algo inédito en 17 años de gobierno chavista.

Maduro ha denunciado desde su llegada al poder, en 2013, la existencia de un plan internacional para asfixiar económicamente a Venezuela y provocar así la caída de su Gobierno. Ese ha sido siempre su argumento para justificar su propia incompetencia, que ha llevado a los venezolanos a sufrir el desabastecimiento de productos básicos y ha disparado la inflación.

TeleSur, la televisión socia de Pablo Iglesias en Venezuela, ha definido el plan como uno que "permitirá al Ejecutivo dictar medidas especiales para la construcción de políticas estratégicas que ayuden a reformular el sistema productivo y financiero del país". Y añadía: "A propósito de la embestida contra el pueblo venezolano, que agentes internos y externos impulsaron tras la partida física de Hugo Chávez con acciones tendientes a desestabilizar la economía del país y debilitar sus instituciones, el decreto permite al presidente disponer de los recursos provenientes de las economías presupuestarias del ejercicio económico financiero 2015, a fin de sufragar la inversión para el pueblo venezolano".

Comenta esta noticia
Update CMP