16 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rocío Carrasco contra las cuerdas: el feo que ha molestado a todos

Rocío Carrasco se enfrenta a todos

Rocío Carrasco se enfrenta a todos

La proximidad de su boda con Fidel Albiac ha provocado un gran revuelo mediático pero también familiar. Muchas especulaciones y una decisión que ha molestado, todavía más, a la familia.

A penas faltan unos días para que Rocío Carrasco y Fidel Albiac, su prometido desde hace más de quince años, sellen para siempre su amor. La fecha elegida por la pareja, el próximo miércoles 7 de septiembre, el lugar, un exclusivo hotel situado en el término municipal de Torrico (Toledo) “Un sito que nos encanta, maravilloso, precioso, acogedor y con personalidad”, según confesó la propia Rocío. Se trata de una casona de campo del siglo XIX concebida como casa de recreo, y reconvertida a hotel 5 estrellas. Rodeada de una finca de 600 hectáreas y cuyo gran lujo y exclusividad se centra en los cuidados jardines y fuentes que posee. Hay muchos datos que han trascendido a la luz pública o bien porque la propia interesada los ha contado previo pago, como es el nombre del diseñador elegido para su traje de novia, el lugar del enlace, o el tipo de ceremonia, que será civil y no eclesiástica, a pesar de que la novia obtuviera en junio de 2003, la ansiada nulidad matrimonial de Antonio David Flores padre de sus dos hijos, Rocío, con la que no mantiene ningún contacto y David.

Otros datos fueron facilitados por los invitados al enlace, desvelando que se trata una boda donde “no se admiten los niños” o donde estos no son bienvenidos, lo que hará probablemente que algunos invitados se “caigan” a última hora. ¿Pero qué es eso que tanto ha molestado?. Como todo gran acontecimiento que se precie necesita de buenos profesionales que adornen y perfumen las estancias, jardines, mesas y ¡cómo no! a la novia. Los toledanos pensaron que sería una excelente oportunidad para que la pareja contratase al menos los detalles más delicados de una boda, las flores.

Y aunque en un principio se pidió presupuestos a algunas boutiques de flores de la provincia que veían así salvadas las cuentas del año debido al volumen, gusto refinado y caprichoso de la novia, lo cierto es que a última hora Rocío Carrasco cambió de criterio y decidió realizar el encargo a una floristería de Madrid, dejando compuestos y sin flores a los toledanos, lamentando haber perdido una oportunidad de oro para que su nombre y buen hacer fuesen recogidos por la revista Hola, único medio de información invitado a una boda que velará por la exclusividad del mismo.

Comenta esta noticia
Update CMP