12 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Casa Real llama a capítulo al PP molesta por su indiscreción

El Rey junto a Rajoy.

El Rey junto a Rajoy.

Zarzuela ha hecho llegar a los populares su malestar por las filtraciones sobre el enfriamiento de la relación entre Felipe VI y el presidente en funciones en un momento tan delicado.

La Casa Real es poco amiga de las filtraciones. O mejor dicho, nada. Cualquiera que trate habitualmente con Zarzuela sabe de la discreción obligada que el jefe de la Casa, Jaime Alfonsín, ha impuesto a todo el personal. Y ya no digamos si hay prensa de por medio. Para él es una cuestión de lealtad a la Corona y una norma básica para mantener su buena imagen tras la abdicación de Don Juan Carlos.

Por eso es fácil de entender que el entorno del Rey no está nada cómodo con las filtraciones que salen estos días del Partido Popular respecto al enfriamiento de la relación entre Felipe VI y Mariano Rajoy. Al parecer fruto, como ya contó ESdiario el lunes, del malestar de los populares con la decisión del Rey de proponer a Rajoy para la investidura y ante su negativa optar por Pedro Sánchez en vez de dejar el puesto vacante. Que es, en última instancia, lo que supuestamente pretendía el PP para forzar unas nuevas elecciones.  

Así que, tras las informaciones publicadas por este diario y después por otros como El Mundo, la Casa Real ha llamado a capítulo al partido de Rajoy para que no siga hablando más de la cuenta. Según ha podido saber ESdiario, Zarzuela ha hecho llegar a La Moncloa su malestar ante la indiscreción de los populares en un asunto tan delicado como lo es la formación de un nuevo gobierno.

Máxime teniendo en cuenta que Felipe VI está siendo sumamente escrupuloso en su papel como jefe del Estado y en no generar ni un ápice de duda sobre su imparcialidad. Hasta el punto de suspender una visita de Estado que él y Doña Letizia tenían programada al Reino Unido a principios de marzo para que nadie vea en ello un gesto de complicidad del Rey con el Gobierno en funciones del PP.      

Habitualmente Alfonsín controla todo lo que rebasa los muros de Zarzuela. Pero, muy a su pesar, con ocasión de las dos rondas de contactos del Monarca han entrado en juego sus interlocutores políticos, y a la Casa se le ha escapado de las manos. Visto el resultado, Zarzuela intenta ahora atajar las habladurías. 

Comenta esta noticia
Update CMP