25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pons abronca al primer ministro sueco por deshumanizar aún más a los refugiados

Mucho discurso social y mucha centroizquierda, pero cuando el drama de las personas que huyen desesperadas llega a la frontera se acabó la humanidad pero el eurodiputado popular no se calla.

Mientras la crisis de los refugiados se recrudece en los últimos días, algunos países como Suecia endurecen las medidas en contra y este viernes, sin ir más lejos, el gobierno sueco de centroizquierda anunció que quitará los subsidios a refugiados a los que se les haya rechazado su solicitud de asilo, en el último intento de las autoridades de recortar el flujo récord de inmigrantes. Es sólo uno de los ejemplos de la "falta de humanidad" que acaba de denunciar el eurodiputado popular Esteban González Pons en el Parlamento Europeo, en una llamada desesperada a los países socios en esta deriva a la deshumanización. 

Lo más fácil en casos tan complicados como el que vive Europa, con la llegada masiva de refugiados, lo más fácil es tomar medidas "populares" recordó González Pons en presencia del primer ministro sueco, el socialdemocráta Stefan Löfven, pero eso no quiere decir que sea lo correcto ni lo mejor para Europa, recordó. "Levantar un muro o cerrar una frontera no va a acabar con la crisis migratoria. Tan solo hace más inhumana la huida desesperada de hombres, mujeres y niños y nos deshumaniza a los europeos", le reprochó a Löfven para espetarle que esas son "soluciones nacionales, fáciles, populares y defensivas, pero insuficientes porque se toman de espaldas al problema común de toda Europa".

En este sentido, González Pons reclamó una gestión europea de la crisis migratoria porque "las soluciones nacionales no resuelven los problemas europeos, al contrario: si Europa existe es porque a día de hoy las soluciones nacionales son insuficientes incluso para los problemas nacionales". Asimismo reprochó a Löfven que su gobierno "ha decidido de manera unilateral reintroducir controles en la frontera" y también que "ha aprobado la posibilidad de suspender Schengen (que establece la libertad de circulación de personas dentro de la UE) durante 3 años, cuando la propia norma autoriza un máximo de 2".

El problema de las soluciones a corto plazo ya no es sólo que no resuelvan el drama de los refugiados, sino que pueden resucitar viejos fantasmas. Por eso defendió la necesidad de fortalecer la Unión Europea (UE) para evitar que se reproduzcan los nacionalismos que tanto daño hicieron en el pasado a este continente. En su opinión, "Europa hay que construirla poco a poco porque cuando dejamos de construirla vuelve a crecer el nacionalismo y con el nacionalismo vuelve siempre la xenofobia, el fanatismo y el populismo".

Pons recordó que el Primer Ministro de Suecia "ha pedido una Europa más social, pero me llama la atención que al mismo tiempo que pide una Europa más social cuando se enfrenta al más social de los problemas, que es el de los refugiados, vuelve a levantar sus fronteras". Por ello, el Portavoz del PP pidió coherencia a los líderes socialistas e intentar que "coincida lo que decimos con lo que hacemos" para evitar el aumento del nacionalismo y de la xenofobia en Europa.

 

Comenta esta noticia
Update CMP