18 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Garzón suma otra bofetada aunque salva su pacto para evitar el hundimiento de IU

Garzón e Iglesias, un matrimonio de conveniencia que cada vez gusta menos.

Garzón e Iglesias, un matrimonio de conveniencia que cada vez gusta menos.

El "matrimonio" entre IU y Podemos ha recibido el doble de rechazo entre los militantes comunistas. Nuevo motín que Garzón ha salvado enmedio del caos interno.

Sigue la marejada interna en Izquierda Unida. Y el liderazgo de Alberto Garzón cada vez más cuestionado. Las bases de IU han apoyado con un 61,5% de los votos reeditar la coalición con Podemos, Equo y el resto de confluencias para concurrir juntos en las elecciones generales del 28 de abril, según los resultados de la consulta celebrada a lo largo de la semana pasada.

Sin embargo, se ha duplicado el número de militantes que se oponen al matrimonio de conveniencia entre Alberto Garzón y Pablo Iglesias. Así, el apoyo de la militancia pasa del 84,3% al 61,5% en apenas tres años.

 

En concreto, del total de 10.394 militantes que han participado en la consulta, 6.393 han votado a la alianza con el partido morado y el resto de socios de la coalición de Unidos Podemos, que ahora pasará a denominarse oficialmente Unidas Podemos, en femenino.

Así, han sido 3.609 afiliados o simpatizantes con derecho a voto -un 34,7% de los participantes-, los que han optado por el no a la coalición, como pedían las dos principales corrientes críticas de Izquierda Unida.

Tanto el colectivo Más Izquierda de la eurodiputada Paloma López y otros dirigentes de la antigua dirección del excoordinador Cayo Lara, como la Coordinadora de Militantes Independientes de IU impulsada por el diputado valenciano Ricardo Sixto, habían llamado a rechazar ese acuerdo al entender que no es más que "un pretexto para seguir diluyendo IU en Podemos" y para garantizar "un cargo" para Garzón y el líder del PCE.

 

Comenta esta noticia
Update CMP