18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Abascal pulveriza las preguntas incómodas de Pablo Motos con un dato demoledor

Santiago Abascal con Pablo Motos en "El Hormiguero".

Santiago Abascal con Pablo Motos en "El Hormiguero".

Su entrevista en "El Hormiguero" llegaba precedida por un aluvión de críticas en redes sociales y el presentador se mostró especialmente duro en sus preguntas pero el líder de Vox no dudó.

La visita de Santiago Abascal este jueves a El Hormguiero de Pablo Motos levantó una agria polémica en las redes sociales desde el mismo día en que se confirmó su asistencia. De hecho, la etiqueta #BoicotElHormiguero copó el primer lugar de la red social Twitter a lo largo de este jueves.

En el segundo y cuarto puesto de las palabras mas compartidas en Twitter se colaron también Abascal y Pablo Motos. En total, la presencia del líder de Vox en El Hormiguero generó más de 106.000 tweets.

El propio Motos se vio obligado a defender al inicio del magacín la entrevista con Abascal: "Como nosotros no nos casamos con nadie, queremos poner a prueba la fortaleza de las ideas", señaló, para después recordar que aceptaron la invitación al programa "todos" los líderes políticos cabezas de lista "menos Pedro Sánchez".

Por su parte, el líder de Vox bromeó sobre los "ataques" recibidos por el programa y por Motos. "Venía preocupado por ti, por lo que van a brearte a partir de ahora. Te he traído antiflamatorios", le dijo a Abascal al presentador, al que le entregó una tableta de pastillas que posteriormente le quitó porque, le dijo, no parecía que le fueran a hacer falta. 

Además de este obsequio, Abascal le hizo entrega de una botella de aceite. "También te puede venir bien para los golpes", apuntó, para después recordar la manifestación que los olivareros realizaron este mismo jueves en Madrid.

Lo cierto es que, quizá presionado por el ruido de las redes, Motos se mostró especialmente duro en sus preguntas y le dedicó un rosario de ellas incómodas, pero Abascal lidió y este viernes la opinión de los analistas era unánime al concluir que salió reforzado de la entrevista, en la que no faltaron momentos tensos.

Después de un inicio relajado, la entrevista se envenenó después de que Pablo Motos afeara al líder de Vox que haya negado el acceso a los periodistas de Onda Cero y de La Sexta a los actos del partido. "Yo no he vetado a nadie, solo he dejado de conceder algunas entrevistas", defendió.

De hecho, el propio Abascal recordó a Motos cómo le rechazó durante la pasada campaña electoral en su programa: "A ti tampoco te la di en la otra ocasión, porque mi madre dijo que no hiciese el ridículo. Aunque creo que hoy no nos está viendo", aseveró.

El tono fue cambiando cuando Motos repasó algunos de los puntos más "polémicos" de la formación, como el aborto, la eutanasia, la inmigración, el colectivo LGTBI o la exhumación del dictador Francisco Franco.

Abascal, que se definió como una persona "abierta y tolerante", descartó las acusaciones que le tachan de homófobo y sacó una anécdota a colación: "La única vez que he pegado a alguien fue por una declaración terrible contra los homosexuales"

Sea como fuere, no evadió preguntas incómodas, reconoció que si tuviera que fichar a algún político de otro partido se decantaría por Juan Carlos Girauta, dejó claro que el candidato que peor le cae es Pedro Sánchez con diferencia, aunque a Albert Rivera también le soltó varios dardos, y admitió que le gustaría tener entrevistas con los expresidentes del Gobierno en caso de que él llegara a serlo pero luego se lo pensó mejor y excluyó de la "ronda" a Zapatero y a Sánchez.

Así las cosas, el que se llevó la mejor noticia fue El Hormiguero de Pablo Motos en los audímetros: con un rotundísimo 23.5% de cuota y 4.049.000 espectadores la visita de Santiago Abascal no solo se convirtió en lo más visto de la tele, líder absoluto de audiencia, sino que le dio al programa de Antena 3 el tercer mejor dato de su historia en cuanto a espectadores y el segundo mejor en cuanto a share. 

Comenta esta noticia
Update CMP