16 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias dobla su patrimonio y ya forma parte del 1% de los más ricos

La declaración de bienes que el líder de Podemos ha debido presentar el Congreso revela hasta qué punto ha prosperado su economía desde que se hizo europarlamentario en 2014.

Podrá tener muchas quejas Pablo Iglesias de su paso por la política y las instituciones, pero no de que le haya ido mal a su bolsillo. No hay mas que ver cómo ha prosperado el líder de Podemos desde que desembarcó en el Parlamento europeo en 2014 y el patrimonio que ha amasado desde entonces hasta hoy, revisando la Declaración de Bienes y Rentas que acaba de hacer pública, por su renovación del acta parlamentaria en el Congreso de los Diputados.

Con arreglo a dicho documento, en el último ejercicio fiscal Iglesias percibió 58.398 euros como empleado a los que habría que sumar otros 49.299 euros como autónomo. En total, 107.697 euros de ingresos brutos a lo largo del año. A esta cifra se le sumaría un pequeño apunte de 214 euros derivados de "intereses o rendimientos de cuentas, depósitos y activos financieros".

Según la Declaración de Bienes y Rentas,  Iglesias pagó una cuota líquida de 18.737 euros en el IRPF, un tipo efectivo del 17,4% a partir de un ingreso bruto total de 107.697 euros. Se recoge en ella también el patrimonio financiero del dirigente de Podemos. En este apartado, Iglesias reconoce ser poseedor de una cuenta corriente y dos cuentas de ahorro, una de las cuales está dividida al 50% con otra persona. El saldo de todos estos depósitos es de 112.432 euros.

 

Comparando estas cifras, con las que declaró en 2014 su partido, pocos meses después de ser elegido europarlamentario, se nota a las claras cuánto ha mejorado su economía, más allá de haber cambiado su modesto piso de Vallecas por el chalet con piscina de Galapagar.

Mucho más rico que hace cinco años

Así, en aquella Declaración de Bienes y Rentas figuraban 19.604 euros de ingresos como empleado y 50.082 euros de honorarios como autónomo, a los que se sumaban 242 euros en concepto de intereses y rendimientos de activos financieros. Estas cifras suponían un ingreso bruto anual de 69.686 euros.

En lo tocante a la declaración de bienes, la cuenta corriente y las dos cuentas de ahorro (una al 50%) recogían un saldo total de 45.210 euros, casi 2,5 veces menos de lo que admite Iglesias en su Declaración de comienzos de 2016.

Estas cifras significan que Pablo Iglesias está ya en el selecto grupo de ciudadanos con mayor renta, ya que ha entrado en un nivel de ingresos anuales que le sitúa entre el 1% más rico de España, un segmento privilegiado en el que, según Eurostat, figuran quienes ganan más de 52.846 euros anuales.

Por otro lado, recuerda el portal Libre Mercado, su patrimonio también le deja muy bien situado: de acuerdo con el último informe sobre la riqueza mundial de Credit Suisse, publicado en octubre de 2015, solamente el 7% de la población tiene un patrimonio valorado en más de 100.000 euros.

 

Comenta esta noticia
Update CMP