18 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Desastre en Ferraz: Ábalos, el hombre fuerte de Sánchez, se achicharra en un mes

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ya está cuestionado internamente.

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ya está cuestionado internamente.

Se suponía que traía galones y experiencia suficientes como para poner orden en un partido dividido en dos y con las heridas aún abiertas, pero en pocas semanas se ha ido fundiendo.

"Si no es capaz de controlar su propia agrupación, ¿cómo va a ser capaz de controlar el PSOE? Con evidente maldad, esta pregunta circula en las últimas horas entre los dirigentes socialistas -no solamente entre los críticos a Pedro Sánchez, también entre los pedristas- y tiene en el punto de mira al secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos, a quien muchos ya ven "achicharrado", según explican a ESdiario fuentes parlamentarias socialistas.

De hecho, este lunes, digerida la aplastante victoria de Ximo Puig sobre el pedrista Rafa García, Ábalos tuvo que escuchar en Ferraz la primera pregunta en ese sentido de los periodistas: "¿Se siente usted desautorizado?".

Él lo negó pero, según ha constatado este diario, tanto en el entorno de Sánchez como en la federación valenciana hay un evidente malestar con el número tres del PSOE. A Ábalos se le atribuye la decisión del secretario general de dar la batalla contra Puig basándose en los informes que el secretario de Organización facilitó a su jefe. "Victoria fácil", le vino a decir, apelando a los resultados de las primarias. Sin embargo, Puig logró dar la vuelta a los resultados de Susana Díaz en hasta cuatro de las más importantes agrupaciones del PSPV: La Ribera, Safor, Valencia y L' Horta Sud.

A la sorpresa de Valencia se suma la menor de Extremadura, donde Guillermo Fernández Vara se impuso a Eva Pérez, supuestamente aupada por Ferraz, pero con la que el pedrismo nunca se volcó para no exponerse a un sonado batacazo.

Ferraz medita recular en el Congreso regional del PSOE madrileño. Las cuentas de Ábalos tampoco parecen cuadrar y los susanistas están dispuestos a dar la batalla.

"Y luego esta el gol por la escuadra de Page", ironiza un dirigente del PSOE madrileño, al recordar como el presidente de Castilla-La Mancha ha logrado sortear las directrices de Ferraz sometiendo su acuerdo de presupuestos con Podemos a las asambleas locales, pero sin una votación vinculante, como exigía la Ejecutiva federal. Y como recogen los nuevos estatutos salidos del 39 Congreso Federal.

Tras las primarias de este fin de semana -Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Cantabria, Extremadura y La Rioja-, Sánchez tiene su mirada puesta en Madrid. El diseño que Ábalos contemplaba era el del duelo entre dos candidatos con opciones, la actual secretaria general, la patxista Sara Hernández, y el candidato de Ferraz, José Manuel Franco. Pero ya hay sobre el tapete otros dos aspirantes al cargo, Juan Lobato y Enrique del Olmo. Y Antonio Miguel Carmona será la baza del susanismo si no hay lista de integración, tal como adelantó ESdiario el pasado 21 de junio.

El lío de la quita y el "fantasma" de Margarita Robles

Que Ábalos se está viendo superado por los acontecimientos lo demuestran dos hechos reciente más. El primero, el solapamiento de papeles en la Portavocía del PSOE, cuyo titular es el alcalde de Valladolid, Óscar Puente. Entre ambos ya se han producido los primeros desajustes.

Sánchez ha arrebatado algunos galones a Ábalos para cedérselos a Margarita Robles, valor muy al alza en el PSOE.

Pero, además, Sánchez ha decidido retirar algunos galones a Ábalos para entregárselos a Margarita Robles. Hasta hace dos semanas, Ábalos era el encargado de comparecer ante los periodistas tras las reuniones de Sánchez. Así lo hizo tras sus citas con Pablo Iglesias, Albert Rivera y Alberto Garzón.

Sin embargo, tras su encuentro en La Moncloa con Mariano Rajoy y tras la reunión formal entre los equipos de PSOE y Podemos, este mismo lunes, fue Robles la encargada de informar a los periodistas.

Pero el gran incendio provocado por el cuestionado numero tres del PSOE se produjo cuando este lunes, por su cuenta riesgo y sin conocimiento de la Ejecutiva, defendió públicamente una quita de la deuda de Cataluña como vacuna contra el proceso independentista. La iniciativa provocó un incendio entre los socialistas andaluces, madrileños, valencianos y baleares, que llevan años exigiendo una reforma del sistema de financiación autonómica.

Lo dejaba claro este martes la propia Margarita Robles, valor muy al alza en el entorno de Sánchez. La idea de Ábalos "es una opinión personal, no del PSOE". 

Comenta esta noticia
Update CMP