20 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Mi definitiva y particular definición de deporte

Natación sincronizada.

Natación sincronizada.

¿Es la gimnasia rítmica un deporte o un baile? ¿Es el ajedrez un juego de mesa o un deporte? Y la hípica, ¿deporte o una simple actividad recreativa?

Con motivo de los Juegos Olímpicos de Río 2016 escribí una columna que levantó mucha polémica Deportes que me sobran, ya que en ella, en mi humilde opinión, explicaba más mal que bien, que algunas actividades que son popularmente conocidas como deporte para mí, sencillamente, no lo son. Pues puestos a ensuciarnos, voy a hacerlo a lo grande, con mi escrito más largo y pretencioso. No os preocupéis, lo aderezaré con mis clásicos chascarrillos picantones, e incluso puede que se me escape algún improperio o palabra malsonante.

Sé que no lo parece, porque a menudo disfruto hablando sin saber, pero de deporte y Educación Física he leído y estudiado mucho. Y cuando digo mucho, significa que doy una patada a mi Dropbox y salen decenas de archivos de Fernando Sánchez Bañuelos, Emilia Fernández, Julia Blández, Miguel Ángel Sierra Zamorano, Javier Castejón, José María Cagigal, Pierre Parlebás, Jean Le Boulch o Domingo Blázquez. Y cuando lees muchísimo sobre un tema, muchas de las teorías y definiciones establecidas acaban por tocarte los cojones y, al final, después de haberlas estudiado, aprendido y vomitado centenares de veces, terminas por no creértelas. Y es ahí cuando empiezas a pensar por ti mismo, aunque te cueste la animadversión de ciertos colectivos deportivos. Yo no sé mucho sobre nada, solo os digo que leo y he leído y que, en base a todo eso, me he montado mi propia película.

Ser encofrador también es muy duro físicamente y nadie los considera deportistas, no jodamos.

Por ejemplo, para mí la definición de deporte de Sánchez Bañuelos* es una basura porque, según ella, el grupo municipal de andadoras de Móstoles que se hace un kilómetro para arriba y otro para abajo mientras comentan el capítulo de ayer de Amar es para siempre, estaría haciendo deporte, y mira, pues no. Sí estoy de acuerdo con Parlebás* en que los deportes son finitos y se pueden listar, es decir, no todo es deporte, pero su definición es tan simple que prácticamente también abarca todo, y mira, oye, pues tampoco.

Como no quiero volveros locos con conceptos de autores que no os interesan, porque básicamente estáis aquí para leerme a mí, os dejo, ya por fin, con mi definitiva definición de deporte. Lo siento si me ha quedado muy barroca, pero uno no pasa a la historia de la Educación Física poniendo la palabra polla en una definición:

 

Deporte puede ser toda actividad física, reglada e institucionalizada que conlleve la ejecución, combinada o no, de una habilidad motriz básica (desplazamientos, saltos, giros, lanzamientos y recepciones) o específica (pateo de balón, finta, lanzamiento con efecto, etc.) y de una capacidad física básica (fuerza, resistencia, velocidad y flexibilidad), intermedia (potencia, agilidad) o coordinativa (coordinación, equilibrio), que implique competición entre, al menos, dos personas, y cuyo resultado dependa de datos objetivos (número de tantos, distancia, etc.) y no de la apreciación subjetiva de un juez, si bien estará arbitrada por una persona externa al juego siempre que la tecnología no permita evitarlo; así como tampoco podrá depender de los diferentes materiales con los que tuviera que llevarse a cabo (coches, caballos, etc) y que supusiera una ventaja extra para el que dispusiera de mejores equipamientos”.

 

Obviamente mi definición es la más restrictiva de la historia. Hay muchos deportes que siempre han sido considerados como tales, que se quedan fuera. Pero no os preocupéis, sencillamente, es que los considero otra cosa, tengo otro nombre para ellos. En ningún momento esto debe suponer ningún menosprecio a las cualidades que hay que tener para ejecutarlo, ni a su nivel de dificultad, ni al condicionamiento físico que hay que tener para llevarlos a cabo. Ser encofrador también es muy duro físicamente y nadie los considera deportistas, no jodamos.

Por ello, y con esto ya termino, discrimino las siguientes categorías para incluir a los deportes que me acabo de cargar con mi definición:

El ajedrez no es un deporte, porque si lo fuera, entonces también lo serían las damas, y si lo son las damas, también tendría que serlo el mus, y estaremos todos de acuerdo en que si te puedes tomar un White Label con Coca Cola mientras haces deporte es que quizá eso no sea un deporte.

 

-Juegos. El ajedrez no es un deporte, porque si lo fuera, entonces también lo serían las damas, y si lo son las damas, también tendría que serlo el mus, y estaremos todos de acuerdo en que si te puedes tomar un White Label con Coca Cola mientras haces deporte es que quizá eso no sea un deporte. Aquí también incluiríamos otros juegos como puede ser las chapas, el pilla-pilla, el escondite o millones más. Lo siento, solo son juegos, unos con más reglas y otros con menos, pero son simples juegos.

-Actividades físicas. Salir a correr, ir al gimnasio, hacerte diez flexiones, yoga, pilates, follar. Todo lo que conlleve hacer un ejercicio físico pero que quede excluido de la definición de deporte y del resto de categorías.

-Bailes, danzas. Todo lo que implique ejercitar el cuerpo siguiendo el ritmo de una base musical, es bailar, es danzar, no es hacer deporte. Sé que os jode, pero esto es lo que pienso yo y otros muchos gilipollas como yo. Natación sincronizada, gimnasia rítmica, bailes de salón, batallas de streetdance, para mí es todo lo mismo: gente que baila y un jurado que elige al mejor. Y ya.

Natación sincronizada, gimnasia rítmica, bailes de salón, batallas de streetdance, para mí es todo lo mismo: gente que baila y un jurado que elige al mejor. Y ya.

-Competiciones de motor. Rallys, motos, bólidos, lanchas y demás carruajes motorizados estarían aquí incluidos. Mira que estáis flipados con esto, y lo siento de corazón por vosotros, pero jamás consideraré deporte a algo en lo que el que tiene mejor coche o mejor moto, gana. No. Que no. Que la preparación física es brutal, que el factor del piloto influye mucho. Que sí, pero que al final el que tiene mejores condiciones tiene muchísimas más opciones de ganar. Y eso no es deporte. Para mí.

-Gimnasia. Esta es la parte más dura, porque realmente la gimnasia siempre ha sido considerada deporte puro, quizá el primer deporte que se hizo. Pero soy preso de mis propias palabras, y si el ganador de una competición de gimnasia depende de la apreciación de un juez, la tengo que poner en otra categoría. Y la gimnasia es tan grande, pero tan grande, que merece su propio estatus, no se puede comparar con nada más. La gimnasia es gimnasia.

Jamás consideraré deporte a algo en lo que el que tiene mejor coche o mejor moto, gana.

-Actividades recreativas. Esta categoría la meto para no dejar en la cuneta a miles de personas que salen por las tardes y hacen cosas con mucha pasión, aunque a mí me aburran soberanamente. No son ni deportes, ni juegos ni nada parecido, son simplemente gente haciendo actividades recreativas. Hípica, tiro, tiro con arco, tiro al plato y todas esas historias que da vergüenza ajena ver en unos Juegos Olímpicos, las podemos meter aquí.

 

Si habéis llegado hasta este párrafo, gracias. Ya he acabado. Si os lo habéis tomado en serio, también gracias; iba todo en serio. Si perteneces a un revista de divulgación científica y quieres que redacte mis ideas de una manera más, eso, científica, dímelo. Cobro, eso sí. Vendo Citroen Saxo, año 2001, con solo una mancha blanca en el asiento de atrás, el resto todo nuevo.

Ah, y si estáis estudiando Educación Física nada me haría más feliz que tuvierais dos huevos bien gordos y me añadierais a la bibliografía de vuestros apuntes. Seré un autor que nunca olvidaréis y siempre queda bien añadir nombres ahí al final para hacer bulto. Os dejo la manera correcta de hacerlo:

Lolaso, P. (2016). Mi definitiva y particular definición de deporte. EsDiario. 16 de septiembre de 2016.

 

Referencias:

*Sánchez Bañuelos, F. (2002): “deporte puede ser toda actividad física, que el individuo que la practica asuma como un esparcimiento y que suponga para él un cierto compromiso de superación de metas, compromiso que, en un principio, no es necesario que se establezca más que con uno mismo”.

*Parlebás, P. (1960): “conjunto finito y enumerable de situaciones motrices, codificadas bajo la forma de competición e institucionalizadas”.

Comenta esta noticia
Update CMP