03 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La foto de la muerte de la Justicia

Pedro Sánchez, en Moncloa

Pedro Sánchez, en Moncloa

España ya está oficialmente en el grupo de países en peligro de regresión democrática, como Polonia o Hungría, por mor de las andanzas judiciales de Pedro Sánchez.

 

La izquierda es especialista en etiquetar fotografías a la hora descalificar a sus oponentes, hemos visto hasta la saciedad como se utilizó la fotografía de Aznar, Bush y Blair, denominándola “la foto de Las Azores”, para difundir la mentira de que el presidente Aznar fue culpable de la guerra de Irak, y lo que es más grave, que era el responsable último del atentado de la estación de Atocha y en consecuencia de los 192  fallecidos.

Otra fotografía utilizada por la izquierda constantemente es la denominada “foto de Colón”, con la que se utilizaba la presencia de Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal en una manifestación que concentró a miles de ciudadanos contra la política de Pedro Sánchez de cesión al independentismo, como sinónimo del peligro de la “extrema derecha y de la derecha extrema” para las libertades de los ciudadanos.

Así pues, la manipulación de las fotografías es lo que ha servido a la izquierda para  lograr su slogan propagandístico, buscando la radicalización de la sociedad y así poder obtener una ventaja política con la ayuda de sus terminales mediáticas, que nunca dudan en servir de altavoz a lo que son consignas que penetran en las vísceras más que en el cerebro de sus destinatarios.

Pero en estos días, hemos podido ver como el juego de las fotografías se ha vuelto en contra de la izquierda, en Europa se ha paseado por todas las capitales la foto de “la muerte de la Justicia ”, y es la de Pedro Sánchez, la del ultraconservador presidente de Polonia Andrzej Duda y, la del radical derechista presidente de Hungría Viktor Orbán.

Desde el Consejo de Europa y desde la Comisión Europea, la foto ha sido vista con gran preocupación, porque los tres  presidentes, el de España, el de Polonia y  el de Hungría, están impulsando reformas para eliminar la independencia del Poder Judicial y ejercer el control ideológico sobre jueces y Magistrados.

Es verdad que se dice que los extremos se tocan, pero cuando existe un mismo proyecto antieuropeo desde países tan diferentes como los que representan los dirigentes mencionados, hacen saltar todas las alarmas democráticas.

Sánchez no sabe cómo ya es “viral” en Europa una fotografía de presidentes con tendencias autoritarias, en la que su cara se une a la de Orbán y Duda

Europa es un proyecto en el que conviven muchos países, cada uno con culturas e historia diferente, pero el ideal democrático, la defensa del Estado de Derecho y la independencia del Poder Judicial como control de los Gobiernos , es sagrado para los líderes democráticos.

Lo peor de todo es que por primera vez se ha incluido a España entre las naciones en las que existe un peligro de regresión democrática, e incluso se han publicado artículos y editoriales en la prensa europea hablando de España como “Estado Fallido”, todo un mazazo para el “Rasputín” Iván Redondo  que lo cifra todo en la “ imagen” como método de acción política.

Están sonando las alarmas en la Moncloa, ante la perplejidad de Pedro Sánchez que no sabe cómo ha podido hacerse “viral” en Europa una fotografía de presidentes con tendencias autoritarias, en la que su cara se une a la de Orbán y Duda.

La utilización de  las fotografías como método para deslegitimar al contrario tiene esta consecuencia, que en cualquier momento se pueden volver en tu contra, porque si se quiso culpar a Aznar de los atentados de Atocha y a Casado de blanquear la extrema derecha para convencer a los españoles de que había un “eje del mal”, en Europa están convencidos de que Sánchez es socio fundador de un “eje de la muerte de la Justicia”.

Ahora desde la  Moncloa intentarán lavar la imagen , pero la fotografía ha quedado impresa en la retina de todos los europeos, y para limpiar  la mancha no hay suficiente detergente en la factoría de Iván Redondo.

Comenta esta noticia
Update CMP