17 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Junqueras burla el 155 y maniobra para seguir cobrando sueldos millonarios

Oriol Junqueras, Puigdemont y Forcadell, en una de sus últimas manifestaciones.

Oriol Junqueras, Puigdemont y Forcadell, en una de sus últimas manifestaciones.

Segundos antes de la aplicación del artículo que intervenía la autonomía de Cataluña y que cesaba a los altos cargos, el vicepresidente hizo una jugada maestra para no perder miles de euros.

Lo cuenta Inés Calderón en Sueldos Públicos, el ya exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras, ha destituido a tres de los directores generales de su consejería, la de Economía, sólo unas horas antes de que la aplicación del artículo 155 de la Constitución supusiera su cese en el cargo. En concreto, el Boletín oficial de la Generalitat de Cataluña publicó el pasado viernes el cese de Jordi Boixareu, Marcel Mauri y Lluís Juncà, apenas unas horas antes de que el Gobierno de España aprobase los decretos de aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Boixareu era, hasta el viernes, el director del Programa para la organización y modernización del sistema tributario de la Generalitat y uno de sus ‘cienmileuristas’ ya que su salario ascendía a 106.090 euros brutos al año. Unos días antes, fue designado director general de Promoción Económica, Competencia y Regulación del Departamento de la Vicepresidencia y de Economía y Hacienda, tal y como recoge la citada información que recogemos en ESdiario.

Junqueras repitió la jugada con otro de sus colaboradores más cercanos: Lluís Juncà cesó como jefe de la Oficina del vicepresidente del Gobierno con un sueldo de 82.209 euros brutos al año, según el Portal de Transparencia autonómico. Su nuevo puesto es el de secretario general del Departamento de la Vicepresidencia y de Economía y Hacienda, explican en Sueldos Públicos.

El viernes, Junqueras también destituyó a Marcel Mauri, que era asesor especial del vicepresidente del Gobierno y Consejero de Economía y Hacienda con un sueldo de 55.657 euros brutos al año. En su caso, de momento, no tiene nuevo destino, aunque estaba haciéndose cargo de la portavocía de Òmnium Cultural después de que Jordi Cuixart ingresara en la prisión de Soto del Real por orden de la Audiencia Nacional.

Tal y como explica la información, no se conocen los motivos por los que los que Junqueras ha cambiado de destino a sus colaboradores más cercanos, aunque podría ser para evitar su cese por el Gobierno tras la aplicación del artículo 155. Los nuevos puestos tienen un carácter menos político y más técnico, lo que podría poner a salvo su sueldo.

El propio Junqueras es uno de los miembros de la Generalitat que se queda sin sueldo, ya que la disolución del Parlament para convocar elecciones el 21 de diciembre pierde tanto su puesto de conseller como su acta de diputado.

Comenta esta noticia
Update CMP