El Olmo centenario de Navajas se impone a la Palmera Imperial de Elche

No fue suficiente el apoyo a la Palmera Imperial de Elche.

No fue suficiente el apoyo a la Palmera Imperial de Elche.

No pudo ser. El Olmo centenario de Navajas (Castellón)  ha sido el elegido entre diez árboles monumentales españoles como representante del país en el concurso europeo "Árbol del año 2019" con 95.130 votos. La Palmera Imperial de Elche ha quedado segunda con 77.182, casi 20.000 votos menos. Los esfuerzos de los diferentes colectivos cívicos y sociales, con el Ayuntamiento a la cabeza –el alcalde Carlos González subió un vídeo a Youtube pidendo el voto para la palmera- no han sido suficientes para obtener el primer lugar.

De todos modos, pese a esta derrota, Elche ha paseado la imagen de su colosal Palmera Imperial, un ejemplar insólito y único del que se sienten orgullosos los ilicitanos que pasean por el Huerto del Cura, donde se erige esta espectacular palmera, que no árbol, aunque hay definiciones para todos los gustos. Carlos González ha defendido así la importancia de la iniciativa para la ciudad y ha logrado que todos juntos hayan trabajado para lograr el reconocimiento; no ha podido ser, mala suerte. El rival era un hueso duro de roer. 

En el Árbol del Año, a diferencia de otros concursos, no es importante la belleza, el tamaño o la edad sino la historia y la relación con las personas, y se buscan árboles que sean una parte integrante de la comunidad humana junto a la que viven.

382 años

El Olmo centenario de Navajas de Castellón  es uno de "los mayores orgullos históricos" para el municipio, que se encuentra en un pueblo donde originariamente era la agricultura el principal sustento y "donde siempre se ha profesado un gran amor y respeto a los árboles". En la placa que rememora su origen se puede leer: "Este Olmo fue plantado por Roque Pastor en el año 1636", dato con el que se justifican sus actuales 382 años.

Comenta esta noticia
Update CMP