17 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Josu Ternera pone voz a la derrota de ETA con el mensaje de su disolución final

Una de las imágenes más irónicas del terrorismo etarra, el atentado contra la Casa Cuartel de Vic.

Una de las imágenes más irónicas del terrorismo etarra, el atentado contra la Casa Cuartel de Vic.

Tal como estaba previsto y pautado en la negociación, los terroristas difunden su último vídeo. Tres minutos sin muestras de arrepentimiento y sin un solo mensaje a las víctimas.

Siguiendo la pauta pactada con los llamados mediadores internacionales y tal como se anunció la pasada semana, la banda terrorista ETA ha difundido este jueves su último comunicado. Sin duda, una fecha que pasará a los libros de Historia, siete años después de que la organización asesina anunciara el fin de su actividad sanguinaria.

En un mensaje al que han puesto voz José Antonio Urruticoechea Josu Ternera y Soledad Iparraguirre Amboto, ETA asume su derrota total a manos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y certifica el punto y final a su  "ciclo histórico y su función" y se da por disuelta, aunque ha anunciado que sus exmilitantes "seguirán en su lucha por Euskal Herria unificada e independiente". ".

En el comunicado -el último según han confirmado los mediadores internacionales- ,  y que se dado a conocer en la sede de la fundación de diálogo humanitario Henry Dunant, en Ginebra, Ternera aparece a cara descubierta leyendo un comunicado de apenas tres minutos.

En su declaración, los terroristas afirman haber desmantelado "totalmente el conjunto de sus estructuras" y aseguran que concluyen "toda su actividad política". "No será más un agente que manifieste posiciones políticas, promueva iniciativas o interpele a otros actores", asegura, para precisar que "los exmilitantes de ETA continuarán con la lucha por una Euskal Herria reunificada, independiente, socialista, euskaldun y no patriarcal en otros ámbitos, cada cual donde lo considere más oportuno, con la responsabilidad y honestidad de siempre".

 

Josu Tenera ha puesto voz al comunicado final de la banda terrorista ETA.

 

"ETA nació cuando Euskal Herria agonizaba, ahogada por las garras del franquismo y asimilada por el Estado jacobino, y ahora, 60 años después, existe un pueblo vivo que quiere ser dueño de su futuro, gracias al trabajo realizado en distintos ámbitos y la lucha de diferentes generaciones", dice el último mensaje de la organización criminal.

La banda terrorista destaca que "desea cerrar un ciclo en el conflicto que enfrenta a Euskal Herria con los Estados, el caracterizado por la utilización de la violencia política". No obstante, subraya que, "pese a ello, los estados se obstinan en perpetuar dicho ciclo, conscientes de su debilidad en la confrontación estrictamente política y temerosos de la situación que provocaría una resolución integral del conflicto".

"Por contra, ETA no tiene miedo alguno a ese escenario democrático, y por eso ha tomado esta decisión histórica, para que el proceso en favor de la libertad y la paz continúe por otro camino. Es la secuencia lógica tras la decisión adoptada en 2011 de abandonar definitivamente la lucha armada", añade.

La organización terrorista subraya que, "en adelante, el principal reto será construir un proceso como pueblo que tenga como ejes la acumulación de fuerzas, la activación popular y los acuerdos entre diferentes, tanto para abordar las consecuencias del conflicto como para abordar su raíz política e histórica".

Como ha sido habitual en sus comunicados durante seis décadas, los terroristas se despiden con su anagrama del hacha y la serpiente, y con un Gora Euskal Herria Askatuta Gora, Euskal Herria Sozialista! Jo ta ke independentzia era Sozialismoa lortu arte! (Viva Euskal Herria libre, viva Euskal Herria socialista. Sin parar hasta el lograr la independencia y el socialismo).

Con este último comunicado, ETA se ha disuelto tras casi 60 años de trayectoria, durante la que ha dejado por el sangriento camino 829 víctimas mortales, de las cuales el 90% fallecieron en atentados cometidos durante la democracia. Además, secuestró a alrededor de 80 personas, extorsionó a 10.000 empresarios, y desaparece con 358 crímenes sin resolver a sus espaldas y sin haber colaborado en su esclarecimiento. Esa es ahora la gran reivindicación de sus víctimas.

Comenta esta noticia
Update CMP