Poco Valencia Basket para la apisonadora madridista

Dubljevic machaca el aro ante la siempre intimidatoria presencia de Tavares

Dubljevic machaca el aro ante la siempre intimidatoria presencia de Tavares

Valencia Basket 70 - Real Madrid 88. Los de Ponsarnau sólo son capaces de aguantar 20 minutos frente al arsenal del campeón de Europa.

El actual Valencia Basket, después de haberlo hecho durante esta última su época más brillante de resultados, ya no es un equipo para competir con los mejores. Esa sería, por desgracia, la primera de las conclusiones en el marco de una noche aciaga.

Yendo por partes, cabe resaltar un buen primer cuarto taronja, en el cual el siempre pundonoroso Bojan Dubljevic era capaz de superar al gigante Tavares; cuestión que aprovechaba, entre otros, un muy acertado desde el perímetro Aaron Dooornekamp, para, a base de triples, mantener a su equipo vivo en el choque pese a que el ciclón Llull - cuatro triples y cada uno desde un rango mayor al anterior en el primer periodo - comenzaba a arrasar todo - incluidas las opciones taronjas - a su paso como, por otra parte, es habitual en sus visitas al feudo valenciano. Así pues, el parcial de 26-28 una vez concluidos los primeros 10 minutos daba razones para un, eso sí, muy moderado optimismo.

Posteriormente, el festival triplista dejaría paso a un escenario de partido mucho más controlado, con ambos conjuntos conscientes de la trascendencia de dar un paso hacia delante en materia defensiva. El hoy hombre de refresco Will Thomas se esforzaba por mantener la producción taronja dentro de la pintura con Dubljevic descansando, y únicamente en jugador sin parangón en Europa - al menos siempre que le da por centrarse - como Anthony Randolph era el que lograba colocar a los de Laso con ventaja al descanso mediante su particular primoroso " rush" final de los primeros 20 minutos (41-45).

Precisamente ese tiempo ( 20 minutos) parece ser lo que la gasolina taronja da de sí en estos primeros compases de la campaña. Y, fundamentalmente, si se enfrenta a un oponente del tronío del del campeón de Europa. El parcial de 5-21 que arrojó el tercer acto, resultó tan nefasto para Valencia Basket como, por ende, lapidario para su posibilidades de competir hasta el final por el triunfo. Malas decisiones ofensivas y dependencia exclusiva de Dubljevic no eran, obviamente, argumentos que confrontar ante el recital de hombres como Llull o Carroll, quienes olían la sangre sabedores de que ése era el momento idóneo para culminar su objetivo de aniquilar cualquier atisbo de esperanza local.

Así pues, el 46-66 con el que dio comienzo el último de los periodos exclusivamente permitía a Valencia Basket mostrar algo de raza y carácter, algo que dejó, por un instante, la diferencia en nueve puntos, obligando de esa manera a Pablo Laso a agotar sus tiempos muertos. Poco consuelo se antoja para una confrontación en la que el Real Madrid, con un gran Facundo Campazzo al frente en los minutos finales, por si fuera poco volvió a abrir una brecha considerable en el electrónico llevándolo hasta el 70-88  a la conclusión.

70 - Valencia Basket (26+15+5+24): Vives (7), Sastre (9), Abalde (3), Doornekamp (11), Dubljevic (15) -cinco titular- García (3), Matt Thomas (2), Will Thomas (10), Van Rossom (8) y Labeyrie (2).

88 - Real Madrid (28+17+21+22): -cinco titular- Llull (17), Caseur (12), Deck (10), Randolph (14), Tavares (10) -cinco titular- Rudy Fernández (11), Campazzo (3), Reyes (3), Carroll (6), Prepelic (2) y Kuzmic (-).

Árbitros: Conde, Perea y Rial. Sin eliminados.

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Endesa disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 7.782 espectadores.

Comenta esta noticia
Update CMP