13 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Arrimadas asume el coste de salvar a Sánchez mientras Cs arde: "Seamos útiles"

Inés Arrimadas durante el pleno de este miércoles en el Congreso.

Inés Arrimadas durante el pleno de este miércoles en el Congreso.

La presidenta de Ciudadanos justifica su controvertido apoyo en haber logrado condicionar el estado de alarma e interlocución privilegiada con el Gobierno. "Tenemos que ser un partido útil".

Lo dejó bien claro Inés Arrimadas en su intervención, al hilo de la polémica interna suscitada desde anoche: que nadie busque responsables del voto favorable de Cs a la cuarta prórroga del estado de alarma más allá de ella. Porque ella es la única. "Asumo absolutamente la responsabilidad de este voto favorable para que no decaiga el estado de alarma este sábado", afirmó.

La presidenta de Ciudadanos volvió este miércoles al Congreso por primera vez desde que se decretó la excepcionalidad, y lo hizo para defenderse y defender su primera gran decisión de un partido que heredó de Albert Rivera con diez escaños y cogobernando en Madrid, Andalucía, Castilla y León y Murcia. 

Arrimadas se atribuyó el mérito de haber logrado condicionar el estado de alarma, frente a la unilateralidad con la que ha venido aplicándolo Pedro Sánchez hasta ahora (en esto último hay bastante consenso entre los partidos de la oposición y las comunidades autónomas). 

En tres aspectos "muy buenos" que enumeró: desvincular los ERTEs del estado de alarma, que el Gobierno vaya preparando la salida "ordenada" de esta situación de excepcionalidad y que tenga que llamar a Ciudadanos cada semana. "Que escuche, que consensúe", resumió Arrimadas.

"Estaremos muy vigilantes para que esto no suponga más privilegios para los partidos nacionalistas", añadió en clara alusión al PNV, que también ha negociado su voto favorable a la cuarta prórroga a cambio de asegurarse de que habrá elecciones autonómicas en julio y no a la vuelta del verano. 

Eso sí, la presidenta naranja le advirtió de que es una prórroga para 15 días, "no por 15 meses". Puesto que la gran incógnita es por cuánto tiempo más piensa Sánchez prolongar esta situación. Él quiere que sea durante toda la fase de desescalada, hasta finales de junio. Pero el PNV y Cs de momento no le garantizan su apoyo más que en esta prórroga. 

"Tenemos que ser un partido útil, tenemos la obligación de ser útiles. Yo siempre voy a pensar en el interés general de los españoles. Muchos españoles nos están mirando hoy", sostuvo Arrimadas. "Cada vez que tengamos que decidir entre el botón rojo, el verde o el amarillo (los del no, sí o abstención que hay en cada escaño) siempre vamos a pensar en el interés general de los españoles", añadió.

Sin embargo, no lo ve así una parte de Ciudadanos que considera, como Juan Carlos Girauta y Carina Mejías, que Arrimadas se ha echado en brazos de Sánchez. En su defensa han salido, curiosamente, quienes más pegas pusieron al "cordón sanitario" que en su día tendió Rivera a Sánchez: gente como Toni Roldán (que incluso dimitió por ello) y el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, rival de Arrimadas en las primarias del partido. 

También en las redes en las últimas horas ha habido una campaña contra la decisión estratégica de Cs, al que algunos este miércoles en Twitter vaticinaban un final como el de UPyD.

Comenta esta noticia
Update CMP